Cuerpos flotantes en tu vista: ¿En qué caso debes preocuparte?

 

 

Si bien cualquier persona puede desarrollar esta condición ocular, los cuerpos flotantes son muy comunes en las personas con diabetes que han desarrollado retinopatía diabética o edema macular diabético. En algunos casos, es posible que no sepas que tienes retinopatía y estos cuerpos flotantes pueden ser la causa por la que programes una cita para realizar un examen para recibir un diagnóstico.

¿Qué son los cuerpos flotantes?

De acuerdo con la Academia Americana de Oftalmología, (AAO, por sus siglas en inglés) los cuerpos flotantes pueden ser de muchas formas diferentes, incluyendo manchas, círculos, líneas o telarañas que aparecen en tu vista.

Lo que en realidad ves es una sombra que se proyecta en la retina, posiblemente de un grupo de células, una acumulación de líquido vítreo filtrado o sangre de vasos sanguíneos dañados.

Podrías notar que los cuerpos flotantes se mueven con tu vista y pueden hacer que la lectura sea muy tediosa y frustrante a veces.

Si bien algunos cuerpos flotantes pueden ser inofensivos y temporales, también pueden ser una señal de un problema más importante en tus ojos.

¿Cuál es la causa de estos cuerpos flotantes?

Cualquiera puede desarrollar un cuerpo flotante, pero cuando se presentan en las personas con diabetes pueden ser el resultado de un problema ocular mucho más grave y es algo que no se debe pasar por alto.

Los cuerpos flotantes son comunes en las personas que:

  • tienen retinopatía,
  • tienen edema macular u otros problemas de hinchazón,
  • se han sometido a una cirugía de cataratas,
  • tienen miopía

En caso de que estos cuerpos flotantes sean el resultado de otra complicación ocular relacionada con la diabetes, es importante trabajar con tu equipo de atención médica para trabajar en formas para mejorar tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre, mantener un nivel de  Hemoglobina Glucosilada (A1c) igual o inferior al 7.0 por ciento, y llevar un seguimiento del tratamiento para esa afección ocular específica.

¿Los cuerpos flotantes son permanentes o temporales?

Depende. Algunos cuerpos flotantes pueden aparecer y desaparecer, pero si están relacionados con problemas continuos en los ojos, como la retinopatía, el glaucoma o el edema macular, pueden persistir mucho más tiempo o estar presentes durante meses o años. La mayoría de los cuerpos flotantes se vuelven menos visibles a medida que pasa el tiempo.

¿En qué caso debes preocuparte por los cuerpos flotantes?

¿La presencia de cuerpos flotantes es siempre una preocupación inmediata? No necesariamente, pero hay varios factores para determinar qué tan preocupado debes estar si se desarrollan cuerpos flotantes en tu vista.

Si vives con diabetes, siempre debes informarle la presencia de cuerpos flotantes a tu oculista y programar una cita para revisar tus ojos.

Incluso si te han diagnosticado complicaciones oculares y has experimentado cuerpos flotantes en el pasado, el desarrollo repentino de nuevos cuerpos flotantes podría ser una señal de un nuevo problema o que un problema existente está empeorando.

De acuerdo con la Academia Americana de Oftalmología (AAO, por sus siglas en inglés), también deberás comunicarte con tu oculista de inmediato si los cuerpos flotantes están acompañados de destellos de luz. Los destellos de luz pueden significar que has experimentado un desprendimiento de retina que puede poner en peligro tu vista y requiere tratamiento inmediato.

¿Cuál es el tratamiento para los cuerpos flotantes?

Si bien los cuerpos flotantes pueden ser irritantes ya que interfieren con tu vista, la mayoría de las personas no reciben tratamiento a menos que se conviertan en un problema importante para tu capacidad de ver.

En algunos casos, puedes mover el cuerpo flotante fuera de tu campo visual directo moviendo los ojos hacia arriba, hacia abajo y luego de lado a lado. Esto puede proporcionar alivio temporal ya que cambia su posición en tu vista.

Hay dos tipos de tratamientos disponibles para los cuerpos flotantes, pero los expertos de la Academia Americana de Oftalmología (AAO, por sus siglas en inglés)  aún advierten que no se deben tratar a menos que sea absolutamente pertinente.

  • Vitrectomía: una vitrectomía es una cirugía en la retina y se puede usar para abordar una serie de problemas, incluyendo la extracción del líquido vítreo que causa los cuerpo flotantes.
  • Vitreolisis con YAG: la vitreolisis es un tratamiento con láser que esencialmente golpea el cuerpo flotante y lo rompe en pedazos mucho más pequeños que son menos perceptibles en tu vista. También puede mover los pedazos más lejos de tu campo visual.

Los riesgos relacionados con cualquiera de estos tratamientos son lo suficientemente graves como para que la mayoría de los oculistas no recomienden tratar los cuerpos flotantes. En cambio, puedes reducir el desarrollo de cuerpos flotantes tratando otras afecciones oculares existentes con tu oculista y trabajando en la mejora de tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre con el apoyo de tu equipo de atención médica.


Este contenido sobre Salud Visual fue hecho posible a través de ADA x BT1 Collab.