EL SEXO Y LA DIABETES TIPO 1

Nota del editor: esta nota incluye contenido para adultos

Debes conocer tu nivel de azúcar en la sangre antes y después

Seamos honestos. El sexo es una forma singular de hacer ejercicio ya que muchos de nosotros anhelamos hacerlo. Como en cualquier otra actividad que requiere esfuerzo físico, hacerlo puede afectar los niveles de azúcar en tu sangre. Si estás bañado en sudor y puedes escuchar el latido de tu corazón, probablemente debe haber mucho entusiasmo con tu pareja. Sin embargo, existe una buena posibilidad de que el nivel de tu azúcar suba o baje demasiado. Es aconsejable revisar el nivel de tu azúcar en la sangre antes, durante y después de tener relaciones sexuales. Sé creativo y piensa cómo incorporar esto con el placer que producen las caricias antes de la relación sexual y los abrazos poscoitales.

Mantener los niveles de glucosa en el momento

Surte tu mesa de noche: la parte que hace divertido tener relaciones sexuales es lo imprevisible. Dicho esto, es importante esperar lo inesperado en la habitación si tienes diabetes tipo 1. Surte tu mesa de noche con cosas que tengan un efecto rápido como una cajita de jugo, barras de granola y tabletas de glucosa. Tener estas cosas al alcanze, te permitirá recalibrar rápidamente el nivel de azúcar en tu sangre si baja durante la relación sexual.

Descansa: es totalmente razonable hacer una pausa durante la relación sexual si sientes fatiga y sientes que el nivel de tu azúcar en la sangre baja. Verifica tu glucosa y come algo antes de seguir con la diversión. Escucha tu cuerpo y hazle saber a tu pareja si necesitas un momento para recargar.

Piensa en lo que tomas: El alcohol puede causar una baja dramática en el nivel de azúcar en la sangre. Si decides beber y tener relaciones sexuales, es mejor que tomes vino blanco, champaña u otras bebidas con altos contenidos de azúcar para mantener bajo control tu nivel de azúcar.

Considera usar un medidor continuo de glucosa: Los medidores continuos de glucosa son dispositivos aprobados por el FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos, por sus siglas en inglés). Automáticamente registra tu nivel de azúcar en la sangre cada 5 minutos. Una alarma suena si los niveles disminuyen o ascienden demasiado. Aunque estos monitores ayudan con la planificación o mantener las relaciones sexuales espontáneas, una prueba de azúcar de la sangre puede hacerse discretamente en 30 segundos y dondequiera que estés teniendo relaciones sexuales.  

sex-2

 

Diabetes tipo 1 y sexo: dificultades técnicas

Vigilar los niveles de glucosa en tu sangre es una práctica importante para prevenir posibles problemas que puedan suceder durante cualquier etapa del juego sexual.

Lo que las mujeres deben saber: muchas mujeres con diabetes tipo 1 experimentan sequedad vaginal como resultado de los altos niveles de azúcar en la sangre. Esto puede contribuir a que haya dolor o molestia durante la relación sexual, un moderado deseo sexual, posibles dificultades para alcanzar el orgasmo y en general una respuesta sexual reducida. No importa si eres alguien que le gusta la estimulación previa a la relación sexual o apuntas al orgasmo, debes recordarte de mantener lubricantes cerca. Recuerda que los niveles de glucosa se pueden disparar dependiendo de qué productos aplicas sobre tu piel. Debes asegurarte de que lo que está en tu mesa de noche no contenga azúcar. Además, diariamente practica ejercicios de kegel que fortalezcan los músculos de la región media y mejora la sensibilidad al estímulo en tu cuerpo.

Lo que los hombres deben saber: para los hombres con diabetes tipo 1, el alto nivel de azúcar en la sangre puede contribuir a que haya potenciales obstáculos en la habitación y posiblemente podría llevar a la disfunción eréctil y una variedad de problemas con la eyaculación. Un control deficiente de la glucosa en la sangre puede causar daño al nervio, un catalizador en la eyaculación retrógrada, que es lo que sucede cuando el semen se desplaza hacia la vejiga en lugar del pene durante la eyaculación. Si experimentas algunas de estas cosas, habla con tu médico: hay varias opciones que puedes explorar para enfrentar estas dificultades técnicas como viagra o cialis, inyecciones y gel de testosterona e incluso bombas de vacío.

Recuerda que, si tienes o no diabetes tipo 1, tener una mejor comunicación significa que tendrás mejor sexo. Hablar con tu pareja sobre los posibles obstáculos antes que las cosas se pongan calientes y pesadas, siempre es una buena idea.

¿Quieres leer historias de la vida real y consejos para personas con diabetes tipo 1 antes de ir al grano?

Lee ¡Hablemos sobre el sexo! (Los audaces y valientes también pueden presentar su alternativa)