HACER EJERCICIO CON DIABETES TIPO 1

Hacer ejercicio con diabetes tipo 1 requiere un poco de planificación adicional, pero eso no se lo impide a esta chica; ¡ni debe impedirtelo a ti! Debido a que cada persona tiene diferentes metas y rutinas, no hay una “mejor” manera de controlar la DM1 al hacer ejercicio. Sin embargo, es importante estar preparados para cualquier posible situación, y escuchar a tu cuerpo antes, durante y después de hacer ejercicio. Para sacar el máximo provecho del ejercicio, ten en cuenta estos consejos:

  1. Prepárate con anticipación: con la preparación adecuada, no tienes que sentir ansiedad al hacer ejercicio. ¡Échale un vistazo a este equipo profesional de ciclismo compuesto de sólo personas que viven con diabetes tipo 1! Aunque debes asegurarte de consultar con tu médico antes de participar en un programa de ejercicios, ya que no se recomiendan algunas actividades para las personas con ciertas complicaciones por la DM1.

¿Qué empacar para actividades físicas básicas? Tus suministros para la DM1, una fuente de azúcar de acción rápida (p. ej.: jugo, tabletas de glucosa), agua.

  1. Observa y ajusta: por medio de pruebas y errores, y siempre de una forma segura, familiarízate con la respuesta de tu cuerpo a tus modos preferidos de ejercicio. Trata de mantener registros de las dosis de insulina y de los carbohidratos que consumes para ver qué mantiene tu nivel de glucosa en la sangre en el rango adecuado. Tómate el tiempo para detenerte de vez en cuando para determinar lo que funciona y lo que no.
  2. Minimiza el riesgo: el riesgo de caídas repentinas o picos en los niveles de glucosa en la sangre se pueden disminuir con ciertas precauciones.

Hipoglucemia (azúcar en la sangre demasiado baja): para prepararte para la hipoglucemia, mantén al menos 15 a 20 g de carbohidratos de acción rápida a la mano todo el tiempo. También ten en cuenta que el riesgo de que te dé hipoglucemia es mayor si te saltas una comida o hacer ejercicio vigoroso o por un período largo de tiempo. El ejercicio aeróbico, como trotar, tiende a hacer que el nivel de glucosa en la sangre baje.

Hiperglucemia (azúcar en la sangre demasiado alta): ciertos ejercicios de alta intensidad o anaerobios como el levantamiento de pesas, pueden aumentar la glucosa en sangre.

La conclusión es que es necesario que escuches a tu cuerpo, que revises tu nivel de glucosa en la sangre con frecuencia y que busques patrones que te ayuden a ajustar las rutinas.