Cediendo Ante el Interés por los Maratones y Aceptando la Locura


 

Nota del editor: Micki es miembro del equipo 2021 de corredores Beyond Type 1 que participarán en el Maratón de TCS en la Ciudad de Nueva York. Beyond Type Run está patrocinado por Dexcom y Tandem Diabetes Care.


MI DIAGNÓSTICO Y CORRER

Estaba de viaje en Alemania para visitar a mi familia cuando me enfermé gravemente. Tenía un dolor de cabeza constante que duró semanas, me sentía lenta y comencé a perder peso. Cuando regresé a los Estados Unidos, me hicieron una prueba de meningitis. Finalmente, llegó el diagnóstico. Contraje una infección que atacó mi páncreas y detuvo la capacidad de mi cuerpo para producir insulina. Inicialmente, había esperanzas de que esto fuera temporal, pero pronto se decidió que era permanente, y fui incluida en el reino de las personas con diabetes Tipo 1.

Comencé a correr a campo traviesa en la escuela secundaria. Mis deportes preferidos eran la danza y la gimnasia. No se ofrecía ninguno de los dos, por lo que comencé a correr. Si soy sincera, mi inspiración inicial fue el entrenador (era de ensueño, como el primer modelo de ropa interior de Calvin Klein). Correr fue una manera fácil para mí de ponerme en forma después de ganar algo de peso mientras estaba en la fase de luna de miel de mi matrimonio.

El interés en los maratones no me llegó hasta que vi a mi madre cruzar la línea de meta en el maratón de Los Ángeles cuando tenía poco más de 40 años. Estaba asombrada por su logro y podía ver la euforia en sus ojos. Fue entonces cuando decidí que tenía que probarlo. Parecía una locura, pero comencé a entrenar con ella y su equipo, los LA Leggers. Nos reuníamos en Santa Mónica y hacíamos carreras de entrenamiento. Un día, no me sentía muy bien. Mi avena Quaker me dio náuseas. ¿Adivina quién estaba embarazada? ¡Yo! Estaba más que eufórica y decidí dejar de lado mi sueño de correr una maratón durante unos años, pero el interés persistió.

Después de mi segundo hijo, volví a correr. Hice una maratón de 5 km, 10 km, media maratón y finalmente comencé a correr maratones. Me he vuelto adicta a la emoción y no podía negarme a probar uno nuevo. Mi diagnóstico definitivamente le dio un vuelco a mi vida. Entre dos niños pequeños y esta nueva ‘cosa’ molesta que debía descifrar, los maratones quedaron en un segundo plano.

Honestamente, estuve en negación durante bastante tiempo. No estaba deprimida ni enojada, solo pensé que se abrió camino en mi vida y luego saldría. Creo en la medicina homeopática y pensaba que, si comía suficientes verduras de hoja con algunas hierbas y tinturas antiguas agregadas, podría hacer que esto desapareciera. Bueno, eso no sucedió.

LA DIABETES Y LA TECNOLOGÍA

Cuando finalmente acepté mi diabetes, me dediqué a aprender sobre diferentes tipos de insulina, MCG, bombas, etc. Si existe, lo he probado… Afrezza, Omnipod, Eversense. Literalmente lo he probado todo.

Mi MCG Dexcom es mi mejor amigo. Saber dónde está mi nivel de azúcar en sangre en cualquier momento ha cambiado mi vida. Mi Dexcom me ha hecho sentir segura de que puedo y tendré éxito en este maratón de Nueva York. Sé dónde están mis niveles de azúcar con un vistazo a mi reloj o mi teléfono. Entonces, puedo decidir si lo que siento está relacionado con la diabetes o con ‘eres una loca corriendo 42 km’. Mi Dexcom es como una manta de seguridad que me da la libertad de hacer lo que me plazca y no preocuparme por llevar tiras reactivas, lancetas, glucómetro, etcétera, etcétera, etcétera. Me encanta.

EQUILIBRIO ENTRE LA VIDA Y EL TRABAJO

Tengo un excelente trabajo con excelentes compañeros. Soy una operadora del 911 para varias agencias en el condado de Orange. Me enorgullezco de lo que hago y de las mujeres y los hombres con los que trabajo todos los días. Estamos abiertos los 365 días del año, las 24 horas del día. Nuestros turnos son de 12 horas, ya sea de día o nocturno. La diabetes y el turno nocturno son definitivamente amigos y enemigos a la vez. Es muy retador manejar los niveles de azúcar cuando el cuerpo cree que debería estar durmiendo. Mis niveles de azúcar pueden dispararse aunque no haya comido nada. Además, la adrenalina de estar en medio de un incidente importante puede aumentar el nivel de glucosa. No he dominado todos los aspectos de mi diabetes, pero tener mi Dexcom dando el resumen minuto a minuto definitivamente hace que el manejo en turnos de trabajo de 24/7 sea mucho más fácil que pincharme los dedos.

Por mucho que me encante mi trabajo, tengo una vida fuera de él. Tengo una familia muy pequeña pero poderosa formada por mi madre (con quien todavía tengo dificultades para mantener el ritmo), mi hija ‘mini yo’ y mi hijo estrella de rock (realmente lo es, es baterista). Nos encanta caminar, hacer senderismo, ir de compras, ir a conciertos, hacer excursiones de un día a lugares desconocidos y más. Los 3 estarán en Nueva York para apoyarme.

CONSEJOS

Escucha a tu cuerpo. No te compares con nadie más. No sigo ningún programa ni aplicación de formación específica. Decidí hacer lo que me haga sentir bien y conocer mis límites. Mantente concentrado, pero asegúrate de disfrutar de tu carrera, como dijo el Dr. Seuss: “Te vas a lugares fantásticos. ¡Hoy es tu día! Tu montaña te espera. ¡Así que sigue tu camino!”

¿POR QUÉ CORRO?

¿Quién sabe? A los 52 años, he tenido una vida bastante aventurera. He viajado en exceso, me he ofrecido como voluntaria para todo lo posible, he hecho bungee en puentes, he bailado en clubes, he saltado de aviones y he comido escorpiones. Este último año ha sido increíblemente revelador. Siempre he vivido mi vida con el vaso medio lleno y soy la reina de la positividad. Tengo amigos que han perdido a familiares, están luchando contra el cáncer y tengo pequeños luchando contra enfermedades inimaginables. Y aquí estoy perfectamente sana (aparte de la diabetes Tipo 1) dándome cuenta de que la vida es corta y preciosa. Cuando encontré la oportunidad de postularme para correr el Maratón de Nueva York, fue una elección sencilla. A quién le importa que no haya corrido más de 10K en años. Parecía otra aventura para agregar a mi historia. Así que aquí estoy.

Quiero mostrarle a la gente que todo es posible si te lo propones. Algunas personas dicen que estoy loca (probablemente lo esté). Pero creo que la gente que come salsa picante está loca. Creo que entrar voluntariamente en una pista de hielo y recibir un golpe en la cara es una locura. Creo que arriesgar tu vida todos los días para mantener a los demás a salvo es una locura. Creo que ser podólogo es una locura (tocar los pies de los demás… asco).

Mi punto es que todo el mundo tiene su propia definición de lo que es loco. Soy dueña de la mía. No seré la primera en cruzar la línea de meta, ni seré la última. Sin embargo, terminaré con una sonrisa y un corazón agradecido. Estoy muy emocionada por todas las vistas que Nueva York tiene reservadas para mí. Esto va a ser estupendo.

Micki está recaudando dinero para Beyond Type 1 por medio de Beyond Type Run: su recaudación de fondos marcará una diferencia real en las vidas de las personas que viven con diabetes Tipo 1.

 

ESCRITO POR Micki Hill, PUBLICADO 11/05/21, UPDATED 11/05/21

Micki es miembro del equipo Beyond Type Run de 2021 y vive con diabetes Tipo 1.