Preguntas y respuestas sobre salud mental con el psicólogo en diabetes Mark Heyman

10/3/18
ESCRITO POR: Mark Heyman, PhD, CDE

Nota del Editor: Beyond Type 1 esta comprometida a discutir y proveer recursos sobre salud mental y diabetes Tipo 1. Ayúdanos en esta importante labor realizando un donativo a la Campaña de Recaudación 2018   POWER UP– hoy.


Bienvenidos a las preguntas y respuestas sobre salud mental con el psicólogo en diabetes Mark Heyman. En esta nueva columna en Beyond Type 1, Mark responde a las preguntas más urgentes, difíciles y personales de salud mental.

El Dr. Mark Heyman es un psicólogo en diabetes y un educador certificado en diabetes. Es Fundador y Director del Centro para la Diabetes y la Salud Mental (CDMH, por sus siglas en inglés), y le apasiona comprender y apoyar las formas en que la diabetes afecta no solo a la salud física sino también a la mental. Mark también vive con diabetes Tipo 1.

Si tienes diabetes Tipo 1 o cuidas a alguien que la tiene, es probable que tú o tu ser querido experimenten alguno de los siguientes síntomas: estrés, angustia por la diabetes, agotamiento (o burnout), diabulimia o depresión. Estamos aquí para hablar de esas cosas. Si tienes una pregunta que te gustaría que Mark respondiera aquí, envíala por correo electrónico a hello@beyondtype1.org con el asunto “Mental Health Q” (pregunta sobre salud mental).

Pregunta: ¿Cómo detienes una espiral descendente cuando tienes un nivel alto de azúcar en la sangre que no cede?

Sé que una de las cosas más difíciles con las que hay que vivir al tener diabetes es cuando tus niveles de azúcar en la sangre no hacen lo que esperas que hagan. Te inyectas insulina y esperas. Y tu azúcar en la sangre no se mejora. Cambias tu equipo de infusión, o cambias las plumas y te administras más insulina, y tu nivel de azúcar en la sangre se mantiene alto. Te sientes enojado, frustrado y fuera de control. Dada la situación, estos sentimientos son totalmente comprensibles y normales.

Si alguna vez ha estado en esta situación (y no conozco a nadie con diabetes Tipo 1 a quien no le haya pasado), sabrás lo fácil que puede ser que estos sentimientos crezcan y se vuelvan más grandes y más intensos. Para detener esta espiral descendente, podría ser útil dar un paso atrás y observar más de cerca estas emociones y su origen.

Imagina por un minuto que esto te sucediera a ti…

Miras tu MCG y ves un 223 mg/dl con flechas dobles hacia arriba. Te administras un poco de insulina y, finalmente, los niveles de azúcar en la sangre se reducen a más de 300 mg/dl. Te administras más insulina y dos horas más tarde, todavía estás alrededor de 300 mg/dl. Te sientes irritado, impaciente y tal vez incluso un poco indefenso.

Pero, ¿qué te hace sentir de esta manera? El azúcar en la sangre que no cede te empuja a ponerte así, pero generalmente eso no es lo que está causando la emoción. El hecho de que tu nivel de azúcar en la sangre esté alto y no puedas reducirlo te lleva a tener algunos pensamientos o creencias sobre ti o sobre tu vida con diabetes, y son estos pensamientos los que hacen que sientas estas cosas y que conviertas estos sentimientos en una espiral descendente. Por ejemplo, puedes decirte cosas como “Mi diabetes está fuera de control” o “La diabetes es una molestia que nunca termina”. Cuando tienes estos pensamientos, es natural que te sientas frustrado o impotente.

Si comienzas a sentirte de esta manera, trata de dar un paso atrás y pregúntate si lo que piensas realmente es algo cierto. ¿Coincide el pensamiento con la realidad de la situación? Por ejemplo, ¿el hecho de tener una nivel alto que no baja realmente significa que tu diabetes está fuera de control? ¿O podría significar que estás teniendo un día frustrante con la diabetes? ¿Significa que la diabetes es una molestia sin fin, o tal vez significa que la diabetes es una gran molestia hoy y mañana podría estar mejor? Lo que yo creo es que si puedes atrapar ese pensamiento (por ejemplo “Mi diabetes está fuera de control”) antes de que tus emociones comiencen a caer en espiral, y lo reemplazas con un pensamiento más realista (por ejemplo “Hoy mi diabetes se siente como que estuviera fuera de control, pero espero que mañana esté mejor; generalmente así es), tus sentimientos no caerán en la espiral. Eso no quiere decir que no tendrás a veces sentimientos negativos acerca de la diabetes, me preocuparía que no los tuvieras, pero esto puede ayudar a evitar que tus emociones se vuelvan más fuertes de lo que deberían ser.

Pregunta: ¿Cómo puedo trabajar en superar el miedo a los niveles bajos?

Si estás administrándote insulina y estás tratando de mantener tu azúcar en la sangre cerca del rango objetivo, es probable que a veces tengas niveles bajos de azúcar en la sangre. Con todos los síntomas que vienen con un nivel bajo de azúcar en la sangre, cosas como temblores, sudoración y confusión, estos niveles pueden dar miedo. Incluso hay algunas personas que le tienen fobia a los niveles bajos de azúcar en la sangre, por lo que mantienen un nivel alto de azúcar en la sangre para evitar los niveles bajos. A veces, las personas con miedo a un nivel bajo de azúcar en la sangre se abstienen de realizar actividades que creen que pueden hacer que su nivel de azúcar en la sangre baje, como el ejercicio, o de hacer cosas en las que un nivel bajo podría ser un reto, como conducir. El temor a los niveles bajos no solo puede mantener alto el nivel de azúcar en la sangre de las personas, lo que hace que no se sientan bien y las pone en mayor riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes, sino que también puede tener un impacto en su calidad de vida.

En mi experiencia, las personas que tienen miedo a la hipoglucemia se clasifican en un par de categorías diferentes: las personas que tienen miedo a la hipoglucemia porque en el pasado tuvieron un nivel bajo muy aterrador, y las personas que nunca han tenido un nivel bajo grave.

Primero hablemos sobre si tienes un miedo que comenzó después de tener un nivel bajo aterrador. Si esto te ha sucedido alguna vez, tiene sentido total que tengas ansiedad.  Lo primero que sugeriría es pensar en si hay alguna razón por la que sucedió este nivel bajo. ¿Te administraste insulina cuando comenzaste a cenar y luego te distrajiste y no te terminaste toda la comida? ¿O saliste a caminar un largo recorrido ese día y te olvidaste de establecer una dosis basal después? Tratar de comprender por qué sucedió algo, según los hechos, puede ayudarte de varias maneras. Primero, puede ayudarte a no hacer lo mismo otra vez. Y segundo, puede ayudarte a poner tu miedo en contexto. Los temores tienden a generalizarse, y si no puedes identificar cuáles situaciones son seguras y cuáles no, todas se vuelven peligrosas.

Si tienes miedo de tener un nivel bajo de azúcar en la sangre, pero nunca has tenido un nivel bajo grave, probablemente abordarías el miedo que sientes de una manera diferente. Es posible que te preocupe no poder manejar emocionalmente un nivel bajo de azúcar en la sangre. También es posible que te preocupe no poder tratar un nivel bajo si lo tuvieras, ya sea porque no tendrás suficientes suministros para los niveles bajos o porque no podrás pensar con claridad. En esta situación, te alentaría a trabajar en bajar tu azúcar en la sangre dando pequeños pasos, para demostrarte que sí puedes hacerlo. Por ejemplo, si estás nervioso por tener un nivel de azúcar en la sangre inferior a 200 mg/dl, trata de reducirlo a 180 mg/dl antes de tratarlo. Un par de días más tarde, trata de reducirlo a 160 mg/dl. Y finalmente, bájalo y mantenlo en el rango objetivo. Esto te ayudará a ver que puedes manejar niveles más bajos de azúcar en la sangre. Y con el tiempo, con suerte verás que tu nivel bajará y podrás comer algunas tabletas de glucosa y verás que volverá a subir.

Si les tienes miedo a los niveles bajos y realmente afecta tu vida y tienes problemas para lidiar con eso por tu cuenta, sería una situación en la que te alentaría a que buscaras ayuda de un profesional de salud mental.


Visita nuestra biblioteca de recursos para salud mental para aquellos impactados por la diabetes Tipo 1 haciendo click aquí

Mark Heyman, PhD, CDE

El Dr. Mark Heyman es un psicólogo en diabetes y un educador certificado en diabetes. Es vicepresidente de Operaciones Clínicas e Innovaciones en One Drop. También es el fundador y director del Centro para la Diabetes y la Salud Mental (CDMH, por sus siglas en inglés). A él le apasiona proporcionar educación sobre la diabetes y un tratamiento de salud mental basado en las evidencias a las personas con diabetes. Mark recibió su doctorado en psicología clínica en la Universidad George Washington y completó su pasantía de psicología en la Escuela de Medicina de la UCSD. Tiene una asignación como profesor clínico asistente en el Departamento de Psiquiatría de la UCSD. Vive con diabetes Tipo 1 desde 1999. Puedes seguir a Mark en Twitter @DiabeticPsych y comunicarte con él por correo electrónico en mark@cdmh.org.