Amor, Diabetes, Música y Lápiz y Papel. Un Cuento de Amor de Diabetes Tipo 1.

 

Gina y Carlos ya son dos referentes juveniles  en el mundo de la diabetes en México. Y no sólo por las dulces y grandes personas que cada uno de ellos son, sino también por la hermosa pareja que han formado.

Quisimos saber un poco más sobre la ilustradora y el cantante, y cómo es salir con una persona que, como tú, vive con diabetes tipo 1.

¡Será interesante descubrirlo!

¿Qué nos puedes contar sobre ti, Gina?

Tengo 26 años, soy de Puebla, México y soy ilustradora. Estudié la carrera de diseño gráfico y siempre me ha encantado contar historias a través de mis dibujos, por eso actualmente me estoy especializando y cursando mi segundo año en la maestría de ilustración.

Desde pequeña me gustaba dibujar mis anécdotas y me divertía mucho. Siento que dibujar es actuar pero a través del lápiz y papel. 

En verdad adoro contar historias de una manera cómica porque disfruto que la gente ría y la pase bien. Hago cómics en los que cuento un poco cómo es vivir con diabetes pero siempre con un toque de humor. El humor es un excelente mecanismo de aprendizaje y me gusta apoyar e informar a la comunidad que vive con diabetes a través de dibujos divertidos.

También soy la creadora de Gina Pillina, la protagonista de mis cómics. Es un personaje basado en mí. Es una chica risueña y traviesa que la pasa bomba con su bomba de insulina.

Mi vida es dibujar pero no diría que es un pasatiempo porque me tomo muy en serio mi carrera. Mi hobby es la improvisación teatral y la declamación. Me fascina actuar y creo que eso me ha ayudado mucho a poder agregarle el toque cómico a mis historietas. También me gusta viajar y soy fan de las películas animadas.

Es el turno de Carlos. Nos gustaría conocerte un poco más. 

Yo tengo 27 años, nací en Torreón, México y soy cantautor, lo cual significa que compongo canciones para mí y para otros artistas y tengo mi proyecto de solista: Carlos Rono, donde canto, saco música, hago shows en vivo y actualmente estoy aprendiendo de producción Musical.

Como pasatiempos me gusta mucho leer y escribir historias de misterio, me gustan los deportes al aire libre como kayac, waterpolo y caminatas en el bosque. Me considero cinéfilo, así que disfruto mucho ir al cine y ver películas (sobre todo de suspenso y terror). Me gustan mucho los idiomas, he estudiado inglés, francés, italiano y portugués y también me gustan mucho los animales.

¿Cómo se conocieron? ¿Cómo empezaron a salir juntos?

Carlos: Todo comenzó cuando una amiga que teníamos en común me recomendó la cuenta de Instagram de Gina, diciéndome que también tenía DT1. En ese momento la seguí, pero no nos escribimos. Fue hasta el 2020 que yo comencé a subir videos sobre diabetes a mi perfil de insta y en uno de ellos Gina me comentó algo padre, así que decidí enviarle un mensaje privado. Eso fue en realidad lo que desencadenó todo. 

Resulta que Gina no sabía que yo tenía diabetes tipo 1, así que cuando vio mis videos se sorprendió mucho y comenzamos a escribirnos todos los días, después hablar por teléfono y luego empezamos a hacer lives sobre diabetes cada dos semanas. Poco a poco nos fuimos conociendo más y unos meses después ¡La invité a visitarme en Torreón! Sinceramente yo no esperaba que aceptara la invitación, pero días después me sorprendió enviándome una foto de su vuelo ya comprado y fue así que nos conocimos en persona. La verdad es que yo no sabía qué esperar, pero cuando nos vimos todo se sintió muy natural, nos llevamos extremadamente bien y la pasamos increíble juntos.

Honestamente no sé qué habría sido de mi verano si no la hubiera conocido. Estos meses que he estado con ella han sido los mejores que he tenido en mucho tiempo.

Gina: Tal como dice Carlos, nos conocimos virtualmente gracias a una amiga. Ella ya me había dicho que tenía un amigo con DT1 y me sugirió contactarlo. Yo en aquella época estaba enojada con mi diabetes y no quería saber nada relacionado al tema, entonces no le hice caso.

Pasó el tiempo y mi amiga me recomendó la cuenta de instagram de un cantautor, era Carlos, pero yo no me había dado cuenta que era el mismo amigo que tiempo atrás me había sugerido contactar. Pasaron unos 3 años y Carlos subió un video hablando de diabetes. Lo vi muy guapo y quise hablarle, entonces me armé de valor y le dejé un comentario. Desde ahí comenzamos a hablar todos los días. A mí él me atraía mucho, a pesar de que sólo nos conocíamos virtualmente. Platicábamos por teléfono y también por videollamadas y me fue gustando más y más. Quise conquistar su corazón y le hice muchísimos dibujos. Hacíamos lives informativos pero siempre me ponía muy nerviosa y según yo, trataba de disimularlo.

También me acuerdo que siempre que nos tocaba hacer live yo me arreglaba mucho, me ponía toda bonita para él. Muchos seguidores me decían que me veía muy obvia jaja.

Yo ya quería conocerlo en persona pero por la pandemia no era posible. Estuve en cuarentena por más de un año sin salir a ningún lado, iba a ser difícil para mí viajar a su ciudad. En abril de 2021 fui hospitalizada porque tuve una segunda torsión intestinal y estuve muy grave. Me dieron de alta y dije “voy a disfrutar la vida, iré por mi amor” y sin pensarlo dos veces compré mi boleto de avión para ver a Carlos.

Cuando fui a visitarlo a Torreón yo estaba sumamente emocionada, ya habíamos hablado diario por más de un año y por fin nos conoceríamos en persona. Al verlo en el aeropuerto me gustó aún más. Me enamoré intensamente. Estoy muy feliz y no me lo creo porque en verdad me gustaba muchísimo desde la virtualidad y es como un sueño hecho realidad. Él ha sido lo más bonito de mi pandemia jaja.

Ahora les voy a hacer una pregunta para que respondan los dos, cada uno con su propia opinión: ¿Qué es lo mejor de tener una pareja que vive con diabetes tipo 1?

Carlos: ¡Que ya no tengo qué cargar con dulces por si me baja el azúcar! Gina siempre trae todo lo necesario en su mochila 😀

Gina: Estando con Carlos siento como si la diabetes fuera lo más común. Siempre comparamos nuestras gráficas de glucosa, nos ayudamos o brindamos apoyo en las hipoglucemias, contamos juntos carbohidratos y echamos mucho relajo. Él ha sido la única persona que me ha inyectado insulina (además de mi mamá jaja) y yo también ya le he puesto su insulina. Me encanta que él sea muy bromista, entonces muchas veces al día decimos comentarios graciosos sobre nuestra condición. Me divierto mucho.

¿Y lo peor?

Carlos: Honestamente no he encontrado algo negativo hasta ahora. Nuestra relación ha sido muy divertida porque podemos bromear y nos entendemos muy bien al vivir con lo mismo.

Gina: Nada. Tampoco he encontrado nada negativo. Me encanta.

¿Alguna vez se imaginaron saliendo con alguien que tuviera la misma condición de vida o fue una sorpresa?

Carlos: No, nunca. Fue una sorpresa totalmente. La verdad es que yo duré muchos años intentando ocultar que vivía con diabetes, así que no me interesaba conocer más personas que también la tuvieran. E incluso cuando comencé a hablar con Gina no imaginaba que podríamos conocernos en persona y menos salir juntos, pues vivíamos en ciudades lejanas.

¡Pero ha sido una experiencia muy padre!

Gina: No, pero recuerdo que en mi adolescencia sí me pasó por la mente la idea de salir con alguien que viviera con diabetes. Llegué a decir “estaría increíble tener un novio con diabetes tipo 1 porque nos entenderíamos perfectamente”. No lo creí posible. Yo no conocía a nadie más con diabetes, entonces nunca pensé que podría pasar. Sabemos que ambos tienen cuentas de Instagram ¿pueden compartirlas con nosotros?

Carlos: A mí me encuentran como @soycarlosrono

Gina: Yo estoy como @gina.pillina

¿Qué comentarios y preguntas les hacen las personas en las redes sociales? ¿Y ustedes que les dicen?

Carlos: He recibido muchos tipos de preguntas, muchas veces relacionadas al ejercicio. Me preguntan cómo evito tener hipoglucemias cuando entreno natación, a lo que les respondo que es importante medir la glucosa antes de cualquier entrenamiento físico y si es necesario, comer carbohidratos antes de entrenar. 

También me preguntan cómo es que vencí esa inseguridad o miedo y empecé a hablar sobre que vivía con diabetes y eso fue a raíz de que a una amiga cercana la diagnosticaron con diabetes y ella hablaba muy abiertamente del tema, lo cual me hizo ver que era lo más natural y lo mejor el no estar ocultando más. Muchos también me preguntan sobre el sensor para medir glucosa, ya que he hablado mucho de ello en mi canal de youtube (Carlos Rono).

Gina: Yo recibo comentarios sobre mis tiras cómicas. Muchas mamás de niños y niñas con diabetes me escriben o incluso me mandan audios de sus hijos diciéndome lo mucho que se divierten leyendo mis historias. 

También me mandan dibujos de Gina Pillina. La mayoría de los mensajes que recibo son de agradecimiento por el apoyo, ya que muchos se sienten más seguros de hablar abiertamente de su diabetes. Yo estuve 10 años enojada con mi cuerpo, con mi diabetes, pero fue a través del dibujo que supe canalizar mis emociones y hacer las paces conmigo misma. Otra cosa que me encanta es que gente que no vive con diabetes también lee mis historias y aprende. Siento muy padre cuando me escriben y me dicen “wow, no sabía que había más tipos de diabetes” “con tus dibujos estoy aprendiendo mucho” “ahora ya sé qué es la insulina”. Mis tiras cómicas no son sólo dirigidas a personas con diabetes, quiero informar.

Tristemente hay mucha desinformación y lo que yo trato es informar pero de una manera dinámica y significativa (haciendo reír jaja).

¿Cuándo será realidad la historia ilustrada de Gina y Carlos?

Carlos: ¡Yo también ya quiero que sea realidad! Pero nos toca esperar que Gina se ponga manos a la obra con sus súper viñetas. Por lo pronto ya hay algunos cómics en su perfil donde cuenta algunas de nuestras aventuras.

Gina: Ya casi. Sé que me he tardado mucho pero es que la historia tiene tantos detalles que quiero incluir que no me ha dado tiempo. Estoy muy emocionada porque ya empecé a hacer los bocetos. Serán ilustraciones muy divertidas, se los aseguro. También habrán nuevos personajes basados en personas que Carlos y yo hemos ido conociendo.

Y por último, ¿qué consejo le darían a alguien, viva o no con diabetes, que esté enamorado o enamorada de alguien que vive con diabetes tipo 1?

Que como persona con diabetes es padre saber que nuestra novia o novio se interesa por nuestra condición. Que no tienen qué hacerse responsables de nosotros, pero ayuda saber que nos apoyan.