Hacer Ejercicio con Diabetes Tipo 1: Cómo manejar la Insulina

 

Nota del editor: Este contenido fue producido originalmente por la JDRF (Fundación para la Investigación de la Diabetes Juvenil, por sus siglas en inglés), compartido aquí como parte de la Allianza de JDRF – Beyond Type 1. Puedes encontrar más contenido valioso sobre el ejercicio con diabetes Tipo 1 en la guía de ejercicios de la JDRF.


 

Todos sabemos que el ejercicio es bueno para la salud. Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ayuda a controlar el peso corporal y es bueno para la salud y el bienestar en general. Además, un beneficio adicional para las personas con diabetes Tipo 1 es que al aumentar la actividad física las células pueden ser más sensibles a la insulina, reduciendo así la resistencia a la insulina.

Los diferentes tipos de ejercicio y actividad física pueden tener distintos efectos en las personas con diabetes Tipo 1. El truco es aprender a realizar ajustes en la alimentación y la insulina para tus sesiones de ejercicio.

Cómo realizar ajustes en la dosificación de insulina

Los puntos claves que debes considerar al hacer ejercicio incluyen el tipo de ejercicio que piensas realizar, la acción y el horario de tu insulina y el consumo de carbohidratos. El objetivo general es comenzar la sesión de ejercicios con tu nivel de glucosa en sangre en un rango seguro.

Cuando revises tus niveles de glucosa en sangre y necesites realizar ajustes en la dosificación de insulina antes del ejercicio, ten en cuenta la intensidad y la duración del mismo. Ajustar la dosis de insulina es como cualquier otro componente del manejo de la diabetes Tipo 1. Hacerlo bien requiere práctica, ¡y tener una conversación con tu proveedor de atención médica también puede ser una estrategia útil!

¿Qué hay de los horarios para realizar ejercicio?

A veces no tienes control total sobre cuándo harás ejercicio. Pero si participas en un deporte competitivo o si tienes un evento deportivo, el horario de inicio estará establecido. Prepárate para reducir tu dosis insulina antes de la hora del partido o la competencia, teniendo en cuenta el tiempo y la intensidad de la actividad. Qué tanto deberás reducir la dosis de insulina dependerá de esos y otros factores.

La hora del día también puede tener un impacto. Hacer ejercicio a última hora de la noche después de la cena puede aumentar el riesgo de hipoglucemia nocturna, pero puedes reducir este riesgo disminuyendo la dosis de insulina que utilizarás por la noche. Si te resulta mejor hacer ejercicio por la noche, haz un plan junto con tu endocrinólogo o equipo de diabetes para que no corras ningún riesgo.

Diferentes tipos de ejercicio y su efecto en la diabetes Tipo 1

La forma en que la actividad física tiene efecto en los niveles de glucosa en sangre puede ser diferente de persona a persona y de ejercicio a ejercicio

¿Qué alimentos debo ingerir antes de ejercitarme?

Incluso cuando sincronizas el ejercicio perfectamente con tu dosificación de insulina, es posible que debas consumir carbohidratos adicionales para prevenir niveles bajos de glucosa en sangre.  La cantidad y tipo de carbohidrato que necesita cada persona son distintos. Medir el nivel de azúcar en sangre antes, durante y después del ejercicio te ayudará a crear tu propio plan.

¡Y no olvides mantenerte hidratado con agua! También es una buena idea tener un tratamiento para hipoglucemia (niveles bajos de glucosa en la sangre), como tabletas de glucosa o jugo a la mano durante el ejercicio.

Después del ejercicio

Los efectos del ejercicio pueden continuar incluso después de haber concluído con la actividad física. Incluso podría presentarse una hipoglucemia de inicio retardado, bajando el nivel de glucosa en sangre hasta entre 6 a 15 horas después del ejercicio. Esto es algo que definitivamente se debe tener en cuenta al calcular la dosis de insulina antes e inmediatamente después de hacer ejercicio. Mide tu nivel de azúcar en sangre antes, y luego cada cierto número de horas después del ejercicio, y registra qué ejercicio haces y qué alimentos comes en tu bitácora o en alguna aplicación. Estas acciones te ayudarán a ti y a tu equipo al cuidado de la diabetes a analizar tendencias implementar buenas estrategias para el manejo de tu diabetes.

Si tus niveles de azúcar en la sangre continúan disminuyendo después del ejercicio, es posible que debas disminuir las dosis de insulina antes y después. Lo mucho o poco que reduzcas tu dosis de insulina dependerá de la tendencia de glucosa en sangre. Tu endocrinólogo o equipo de profesionales al cuidado de tu diabetes podrá darte consejos para realizar estos ajustes.

Te sugerimos ver este video de la atleta con diabetes Tipo 1 Sophie Schunk. Sigue leyendo sobre diabetes Tipo 1 y ejercicio.