LA GUÍA PARA LA PLAYA PARA PERSONAS CON DIABETES TIPO 1

¿Pensando en escapar del calor y llegar a la playa este verano? Ciertamente no te culpamos … ¡Y te tenemos totalmente cubierto! Estos son algunos consejos y trucos para navegar las olas de la diabetes Tipo 1 mientras te diviertes bajo el sol.

¡Hidrátate!

Mantenerte hidratado es quizás la cosa más importante que debes tener en cuenta mientras estás expuesto al fuerte sol, y esto es cierto tanto si tienes diabetes Tipo 1 como si no.

  • Lleva una botella grande de agua contigo (¡o varias!), y toma nota de dónde puedes rellenarlas si es necesario.
  • Es especialmente importante para muchas personas reponer los electrolitos, especialmente cuando se suda. Dado que las bebidas azucaradas como el Gatorade no son una buena idea para aquellos de nosotros con diabetes Tipo 1, hay pequeños sobres de electrolitos en polvo que se pueden agregar al agua. Ultima Replenisher (electrolitos en polvo) es una gran opción, con una variedad de sabores y CERO carbohidratos!
  • Evita el alcohol, la cafeína, la leche y las gaseosas.

Lleva una hielera

Llevar una hielera pequeña a la playa permite una mayor comodidad con respecto a la comida y el almacenamiento de la insulina. No tendrás que preocuparte por solo llevar alimentos no perecederos, lo que significa que tendrás más opciones de aperitivos bajos en carbohidratos como queso o carnes. Además, tu insulina permanecerá fresca durante horas.

  • Echa un vistazo a las bolsas de enfriamiento Frio para optar por una opción más portátil si solo necesitas preocuparte por mantener la insulina fría.
  • Las bolsas hieleras con aislamiento también están disponibles para optar por una opción un poco más funcional, menos voluminosa.
  • La insulina NO ESTÁ SEGURA en el calor, por lo que es muy importante mantener la insulina fría en la playa.
  • El calor también puede alterar la efectividad de los suministros, como las tiras reactivas y los medidores de glucosa en la sangre. Asegúrate de revisar las etiquetas de todos tus suministros para saber cuáles los requisitos de temperatura específicos.

Meriendas bajas en carbohidratos

  • Si llevas una hielera, las proteínas como el pavo, el pollo, el atún, las alternativas de tofu, soja o queso son geniales para llevar contigo, ¡sin causarte picos de azúcar en la sangre!
  • Palitos de vegetales picados y hummus.
  • Nueces y semillas crudas o ligeramente saladas.
  • Ciertos sabores de barras KIND (barras nutritivas) basadas en nueces (como la de caramelo, almendra y sal marina) son más bajas en carbohidratos y fáciles de llevar.
  • Paquetitos de mantequilla de nuez.
  • Charqui de res o de pavo (sin azúcares añadidos).

Meriendas para los niveles bajos

Enfrentémoslo, los niveles bajos de azúcar en la sangre suceden, ¡incluso en las vacaciones! Estas son algunas opciones fáciles y rápidas de azúcar para tener listas.

Adhesivos para tus dispositivos

Tanto la natación como la sudoración a veces pueden hacer que los adhesivos de tus dispositivos tengan menos adherencia. Aquí hay algunas opciones para utilizar (cinta adhesiva, toallitas y sprays) para mantener tu MCG (medidor continuo de glucosa) y sitios de infusión de la bomba en su lugar mientras aprovechas al máximo tus aventuras en la playa.

Desconectarte de tu bomba

  • Si usas una bomba de insulina con tubos, asegúrate de contactar a tu médico sobre cuánto tiempo puedes desconectarte de la bomba de manera segura si entras al agua.
  • Las cápsulas OmniPod son seguras para nadar, pero el OmniPod PDM no se puede mojar.
  • Si prevés estar en el agua durante un período de tiempo considerable, en el transcurso de varios días, también puedes conversar con tu médico sobre la opción de realizar una “pausa de la bomba” (para regresar a usar las plumas de insulina o inyecciones con una jeringa por corto tiempo)

¡Vigila de cerca los niveles de glucosa en la sangre!

Estar fuera en los elementos definitivamente puede causar que los niveles de azúcar en la sangre se vuelvan un poco impredecibles. Vigila de cerca tu CGM (medidor continuo de glucosa, por sus siglas en inglés) y mídete manualmente para verificar la precisión, especialmente si te sientes extraño. ¡Mantén tu insulina y azúcar de emergencia cerca!

  • El calor puede aumentar los niveles de azúcar en la sangre si no estamos bien hidratados, ya que la glucosa en la sangre se vuelve más concentrada.
  • Los niveles de azúcar en la sangre también pueden caer muy bajos en el calor, especialmente si se combina con la actividad física, debido a la expansión de los vasos sanguíneos que aceleran la absorción de insulina.

Lee: La Guía para los parques de diversiones con diabetes Tipo 1.