Manejando Los Niveles Bajos de Glucosa (Azúcar) en Sangre Como Madre Con Diabetes Tipo 1

 

Despiértate, prepara a los niños, prepara sus almuerzos, de alguna manera aliméntate y prepárate al mismo tiempo, corre al auto, lleva a los niños a la escuela, ve al trabajo… ¿En qué momento se supone que las mamás deben tener tiempo para asegurarse de que sus necesidades también estén cubiertas?

(Sí, sí, ¡sabemos que es posible que también tengas una pareja que contribuya y te ayude a manejar a los niños en cada paso del camino en 2022! ¡Pero este artículo es solo para ti, mamá!)

El cuidado de la diabetes debe encajar en algún lugar y no convertirlo en una prioridad como madre puede tener consecuencias tanto inmediatas como a largo plazo. Prevenir los episodios severos de glucosa (azúcar) en sangre (hipoglucemia severa) y las complicaciones de la diabetes a largo plazo merece ser una preocupación y una prioridad diaria en tu vida.

Sabemos que tu tiempo es limitado, por lo que te damos algunos consejos simples y prácticos para asegurarte de que también te cuides.

Primero, recuerda que el cuidado personal no es egoísta

Establecer límites y topes en tu día puede ayudarte a lograr una mejor integración entre el trabajo y la vida personal, ¡pero es mucho más fácil decirlo que hacerlo! Con frecuencia no es tan simple como “solo” incorporar “tiempo para ti misma” como madre con diabetes tipo 1.

¡Por lo general, no parece que haya suficiente tiempo en un día! Incluso cuando encuentres “tiempo adicional”, puede parecer que eres la última persona a la que deberías dedicarle tu tiempo. Pero es importante recordar que el cuidado personal no es egoísta.

Sabemos que la crianza de los hijos es un trabajo de tiempo completo además de tu otro trabajo. La crianza de los hijos es una tarea desinteresada y, al mismo tiempo, gratificante y agotadora. Hacer tiempo para el manejo de tu diabetes tipo 1 no debe generarte culpa. Está bien dar un paso atrás y concentrarte en ti misma.

También está bien pedir ayuda y apoyarte en los demás cuando sientas que no puedes hacerlo todo sola. Pedir ayuda y tomarte el tiempo para concentrarte en ti no te hace menos buena madre.

Crea un cronograma de manejo de la glucosa (azúcar) en sangre o consigue un MCG

Cuando tu cronograma ya está repleto de tareas familiares y laborales, el manejo de la diabetes tipo 1 puede ocupar el tercer lugar. Crear un horario diario firme para medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre no es fácil de hacer como madre, ¡pero es fundamental para tu salud a corto y largo plazo!

Medir tu nivel de azúcar en sangre al menos de 2 a 4 veces al día con un medidor de glucosa en sangre (BGM, por sus siglas en inglés) puede ayudarte a ver cuándo tu nivel de azúcar en sangre está bajando y evitar que baje aún más. Puedes programar alertas diarias en tu teléfono o reloj deportivo para recordarte que debes detenerte y medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre.

También podrías considerar invertir en un monitor continuo de glucosa (MCG), que puede enviarte alertas automáticas cuando tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre esté bajando o cuando ya tengas un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre (los MCG también pueden ayudar a reducir significativamente la cantidad de pinchazos en los dedos diarios que necesitas, ¡lo que puede proporcionar un alivio adicional para algunas madres con diabetes tipo 1!)

Los MCG pueden ayudarte a eliminar algo del trabajo del manejo de la glucosa (azúcar) en sangre, haciendo que el manejo de la diabetes sea menos activo y más automatizado sin sacrificar el cuidado de tu diabetes. Habla con tu médico acerca de tus opciones de MCG.

¡Conseguir un MCG podría ser el mejor próximo paso para el manejo de la diabetes tipo 1 como madre!

Guarda los refrigerios para los niveles bajos en glucosa (azúcar) en sangre en casa fuera de la vista o disfrazados

Primero, habla con tus hijos con franqueza sobre los dulces en tu bolsillo, bolso o mesita de noche. Explícales: este dulce es lo que mami usa como medicamento cuando mi nivel de glucosa (azúcar) en sangre es bajo. No es para comer como refrigerio. Tienes tu reserva de dulces en la cocina, mami guarda sus dulces medicinales aquí. Por favor, no lo comas.

Es posible que debas tener esta conversación muchas veces antes de que la capten por completo.

Si tus hijos son demasiado pequeños para darse cuenta de la importancia de tu reserva de dulces para tratar los niveles bajos, pero tienen la edad suficiente para alcanzarlos, puedes decidir crear un sistema de almacenamiento disfrazado. Si prefieres guardar tus refrigerios en la despensa, invierte en un recipiente de almacenamiento (que no sea transparente) con tapa y etiquétalo como algo que no sea “refrigerios para los niveles bajos en glucosa (azúcar) en sangre” (si tus hijos están al tanto).

Llámalo “verduras enlatadas” o “suministros de lavandería”, ¡lo que menos les interese! También puedes ahorrar dinero y tomar un recipiente usado de algo que no les gusta, como una lata grande de café, y poner tus refrigerios para los niveles bajos en azúcar en la estantería superior de tu despensa.

¡No tengas miedo de ser creativa! Tienes que hacer lo que tienes que hacer para protegerte de los resultados de la hipoglucemia grave no tratada. Si tus hijos ven tus refrigerios o se dan cuenta, siempre asegúrate de volver a surtir tus suministros. Programar un recordatorio en el calendario para verificar dos veces puede ser útil si te gusta planificar. También puedes dejarte una nota junto a tus recipientes de almacenamiento si no te gusta planificar.

Si tienen la edad suficiente para entender y no sientes la necesidad de buscar trucos, sé directa y ve al grano, hazles saber que son solo para ti. Cada familia tiene una dinámica diferente con necesidades diferentes. Dependiendo de la edad de tus hijos, es posible que respondan mejor a un método que a otro. Prueba cosas diferentes.

Enséñales a tus hijos sobre la diabetes y cuándo ayudarte

Si tus hijos tienen la edad suficiente para entender por lo que pasas con la diabetes tipo 1, inicia la conversación sobre cómo pueden ayudarte cuando experimentes una hipoglucemia grave.

Enséñales los conceptos básicos y los siguientes pasos en caso de emergencia:

  • Señales y síntomas de un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre
  • Cómo te sientes cuando tienes un nivel bajo (es posible que necesites espacio y tranquilidad)
  • Qué tipo de comida o bebida deben llevarte si puedes comunicarse pero no puedes caminar
  • Cómo pedir ayuda en tu teléfono: 911 o un adulto
  • Dónde almacenas tu glucagón de emergencia

No solo estamos hablando de lo que necesitas en cuanto a alimentos o bebidas para tratar tus niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre, estamos hablando de ser transparente con tus niños. Incluso cuando manejas niveles levemente bajos de glucosa (azúcar) en sangre, puedes enseñarle a tu hijo que debes detenerte, sentarte, comer y esperar. Dales a tus hijos un propósito para ayudarlos a sentirse tranquilos en esas situaciones: su propósito es apoyar a mami. Deja que te cuiden de la mejor manera que puedan a su edad.

Si no estás a salvo, no puedes mantenerlos a salvo. Deja que te ayuden.

Tómalo un día a la vez

Manejar la diabetes tipo 1 puede ser una tarea frustrante día tras día.

Cuando los días se pongan difíciles, recuerda que estás haciendo lo mejor que puedes. Eres un ser humano. No necesitas la presión adicional de ser dura contigo misma. Es probable que experimentes muchos niveles altos y bajos a lo largo de tu vida con diabetes tipo 1. ¡Sucede! Nadie es perfecto para manejar la diabetes, tenga hijos o no.

¡Uno de los ingredientes más importantes para prosperar con diabetes es levantarte y volver a intentarlo!

Cuanto más lo hagas, mejor serás para crear un plan sostenible de manejo de la diabetes tipo 1 adaptado a ti que pueda ayudarte a prevenir y tratar los niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre con facilidad.

¡Puedes hacerlo y estás enorgulleciendo a tus hijos, mamá con diabetes Tipo 1!


El contenido educativo relacionado con la diabetes tipo 1 es posible gracias al apoyo de Lilly Diabetes. Beyond Type 1 mantiene un control editorial completo de todo el contenido publicado en nuestras plataformas.