Todo Sobre Glucagon

 

Nota del editor: Este contenido ha sido verificado por Marina Basina, MD, profesora clínica asociada en la Universidad de Stanford. Es investigadora y endocrinóloga clínica con un enfoque en el control de la diabetes y la tecnología para la diabetes. La Dra. Basina es miembro activo de múltiples consejos consultivos médicos y organizaciones comunitarias de diabetes, y es miembro del Consejo Asesor Científico de Beyond Type 1.


Cómo utilizar Glucagon Nasal BAQSIMI® (Nasal Glucagon BAQSIMI®

Prepara la dosis removiendo la envoltura retráctil jalando la linea punteada roja  (images via baqsimi.com)

Abre la tapa y saca el Dispositivo del Tubo.  Precaución: No presiones el Émbolo hasta que estés listo para aplicar la dosis.

 

1) Sostén el Dispositivo entre tus dedos y el pulgar. No presiones el Émbolo aún

 

2) Inserta la punta cuidadosamente en tu fosa nasal hasta que tu(s) dedo (s) toque la parte externa de tu nariz.

 

3) Presiona firmemente el Émbolo hasta el final. Habrás aplicado la dosis completa cuando desaparezca la Línea Verde.

4) Llama inmediatamente al servicio de emergencias. Pon a la persona con diabetes de costado (el glucagón puede inducir el vómito). Continúa monitoreando a la persona con diabetes mientras esperas a que llegue la ayuda. El glucagon, aunque es de acción rápida, tardará unos minutos (alrededor de 10 a 15) en surtir efecto.

5) Deberás seguir midiendo y monitoreando los niveles de glucosa (azúcar) en sangre a lo largo del día siguiente , ya que el uso de glucagón aumentará de forma importante el nivel de glucosa (azúcar) en sangre, pero por lo general tendrá el efecto secundario de volver a bajar. También existe un mayor riesgo de otra hipoglucemia severa durante las 24 horas posteriores al uso de glucagon. Debido a que el glucagon agota el exceso de almacenamiento de glucosa en su sistema, algunos médicos recomiendan aumentar los niveles de glucosa (azúcar) en sangre un poco durante unos días después del uso de glucagon para ayudar a recuperar los azúcares de emergencia.

6) ¡Reabastécete! Una vez que te hayas recuperado y tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre hayan regresado a un rango seguro, no olvides reabastecerte. El glucagon es un medicamento imprescindible para quienes viven con diabetes, para que cuando ocurra algo inesperado, estés preparado. ¡Usa tu glucagon caducado para practicar con una naranja también!

Demo de BAQSIMI de AADE 2019

Cómo utilizar Gvoke Hypopen®

En septiembre de 2019, la FDA aprobó Gvoke HypoPen, un tratamiento de emergencia de rescate con glucagon para la hipoglucemia severa. El dispositivo de Xeris Pharmaceuticals contiene una forma de glucagon líquida estable a temperatura ambiente que se autoinyecta cuando se presiona contra el cuerpo, de manera similar a como funciona una EpiPen para tratar reacciones alérgicas graves. Gvoke está formulado para su uso en pacientes mayores de dos años y puede ser administrado por los cuidadores en situaciones de emergencia de hipoglucemia.

También se aprobó Gvoke PFS, una jeringa precargada con la misma forma líquida estable de glucagon que se encuentra en el HypoPen. Ambas opciones estarán disponibles en dos dosis: una dosis de 0,5 mg / 0,1 ml para pacientes pediátricos y una dosis de 1 mg / 0,2 ml para adolescentes y adultos. La Gvoke PFS (jeringa precargada) ahora está disponible en los Estados Unidos con receta para entrega a domicilio (con tecnología de PillPack, una empresa de Amazon) y en farmacias locales a través de sus mayoristas preferidos. La compañía aún espera lanzar Gvoke HypoPen ™ en 2020

Para mayor información visitawww.gvokeglucagon.com

Cómo utilizar ZEGALOGUE®

  • Lee las instrucciones de uso detalladas que vienen con ZEGALOGUE. Consulta las instrucciones de uso del autoinyector y las instrucciones de uso de la jeringa precargada.
  • Utiliza ZEGALOGUE exactamente como tu proveedor de atención médica te indique
  • Asegúrate de que tu cuidador conozca dónde guardas ZEGALOGUE y cómo usar ZEGALOGUE de la manera correcta antes de que lo requieras.
  • Tu cuidador debe actuar rápidamente. Tener un nivel muy bajo de glucosa (azúcar) en sangre durante un período de tiempo puede ser dañino
  • Tu proveedor de atención médica te dirá cómo y cuándo usar ZEGALOGUE.
  • Después de administrar ZEGALOGUE, tu cuidador debe pedir ayuda médica de emergencia de inmediato.
  • Una vez que puedas consumir alimentos o bebidas de manera segura, tu cuidador debe proporcionarte una fuente de glucosa de acción rápida (como jugo de frutas) y una fuente de glucosa de acción prolongada (como galletas saladas con queso o crema de cacahuate)
  • Si no respondes al tratamiento después de 15 minutos, tu cuidador puede darte otra dosis en caso de estar disponible.
  • Informa a tu proveedor de atención médica cada vez que uses ZEGALOGUE. Es posible que tu proveedor de atención médica necesite cambiar la dosis de sus otros medicamentos para la diabetes.

Cómo utilizar los Kits de Emergencia de Glucagon (GEK, por sus siglas en inglés)

glucagon diagram

1 –  Asegúrate de que tus manos estén limpias.

2 – Abre el Glucagon. Encontrarás una jeringa grande llena de líquido, así como una pequeña botella que contiene un polvo o una tableta. También habrá una página con instrucciones.

3 -Retira la tapa de la aguja de la jeringa.

4 -Vacía la jeringa en la botella que contiene la tableta/el polvo. Debe comenzar a disolverse.

5 -Saca la jeringa y colócala a un lado, pero manténla estéril.

6 -Gira suavemente entre tus manos el vial que contiene el líquido y el polvo hasta que se disuelva.

7 -Utilizando la misma jeringa, inserta la aguja en el vial y extrae el líquido glucagon mixto. Las pautas generales son usar la mitad de una jeringa para niños de 44 libras (19 kilos) o menos y una jeringa completa para los que pesan más de 44 libras (19 kilos).

8 -Selecciona el área para inyectar glucagon y limpia la superficie de la piel. Debes escoger un área carnosa grande como los muslos o nalgas, aunque un brazo o el estómago pueden funcionar también. Una vez que hayas identificado el área, limpie con un hisopo de alcohol.

9 – Inserta la aguja de la jeringa en la piel en un ángulo de 90 grados. Una vez que la jeringa esté dentro, inyecta el glucagon líquido. Lo mejor es hacer esto tan rápido como sea posible, especialmente si la persona con diabetes está teniendo convulsiones y se está moviendo. Trata de mantener a la persona lo más firme posible mientras estés inyectando el glucagon.

10 –  Una vez que se haya vaciado todo el líquido, retira y desecha de forma segura la jeringa usada. Si has dejado el líquido en el frasco porque sólo usaste la mitad de una dosis, este líquido mezclado se puede almacenar en el refrigerador por hasta 24 horas, pero no más tiempo.

11 – Llama al servicios de emergencia inmediatamente. Gira a la persona con diabetes de lado, (el glucagon puede provocar el vómito). Continúa vigilando mientras esperas que llegue la ayuda. El glucagon, aunque es de acción rápida, tomará unos minutos (alrededor de 10-15) para tener efecto.

12 – Tendrás que seguir vigilando de cerca los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre a lo largo del día después de esto, ya que el uso de glucagon aumentará sustancialmente el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre, pero generalmente tendrá un efecto posterior de bajar nuevamente. Existe tambien un riesgo mayor de sufrir otra hipoglucemia severa durante 24 horas después del uso del glucagon. Debido a que el glucagon agota el exceso de almacenamiento de glucosa en yu sistema, algunos médicos recomiendan el mantener los niveles de glucosa (azúcar) un poco más altos durante unos días después del uso de glucagon para ayudar a restaurar los azúcares de emergencia.

13 – ¡Reabastécete! Una vez que te hayas recuperado y tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre hayan regresado a un rango seguro, no olvides reabastecerte. El glucagon es un medicamento imprescindible para quienes viven con diabetes, para que cuando ocurra algo inesperado, estés preparado. ¡Usa tu glucagon caducado para practicar con una naranja también!

 

Demo de glucagon de la atleta  Robin Arzon


¿Qué es glucagon?

Además de ser una hormona que se tiene naturalmente en el cuerpo, glucagon también es un medicamento de emergencia que se usa cuando una persona con diabetes está experimentando hipoglucemia y no puede tomar azúcar por vía oral o en situaciones que no son de emergencia con minidosis para evitar el “exceso glucémico”. Viene en forma de polvo y debe agregarse a una solución para administrarlo. Una vez inyectado, aumenta la glucosa (azúcar) en la sangre al enviar una señal a los músculos y al hígado (donde se almacena la glucosa en el cuerpo). El efecto de glucagon es opuesto al efecto de la insulina, elevando la glucosa (azúcar) en la sangre en lugar de disminuirlo. A partir de agosto 2019, el glucagon nasal BAQSIMI también está disponible en los EE. UU para el tratamiento de pacientes de 4 años en adelante. Esta forma de glucagon en polvo se administra en la nariz y viene en un dispensador de un solo uso.

Tipos de Glucagon de Emergencia

Si bien solo hubo una opción durante décadas, y su uso era complicado, existen varios productos nuevos y mejorados de tratamiento de glucag0n de emergencia disponibles en la actualidad, incluidos:

Glucagón nasal – Baqsimi®: es un glucagon de emergencia que se administra por la nariz.
Pluma de glucagón – Gvoke HypoPen®: es una inyección de glucagon premezclado que se presiona contra el muslo. El dispositivo de autoinyección lo hace rápido y fácil de usar. También está disponible en una jeringa precargada (PFS).
Vial y jeringa de glucagon – Gvoke Kit®: Este es un glucagón premezclado en un vial que viene con una jeringa, lo que le permite extraer la dosis manualmente e inyectarla directamente en el muslo.
Pluma de glucagón – Zegalogue®: también un glucagón premezclado, disponible como un dispositivo de autoinyección fácil de usar. También está disponible en una jeringa precargada (PFS).
Obtén información sobre las tarjetas de copago y los programas de asistencia al paciente para obtener glucagon en los Estados Unidos.

¿Cuál es la diferencia entre glucagon e insulina?

En las personas con un páncreas completamente funcional, la insulina y el glucagon trabajan en conjunto para mantener estable la glucosa (azúcar) en la sangre. La insulina reduce la glucosa (azúcar) en la sangre, mientras que su compañero, el glucagon, libera las reservas de glucosa del cuerpo del hígado para elevar los niveles de glucosa (azúcar) en sangre.

¿En qué casos debe utilizarse glucagon?

En casos de emergencia –

Si estás consciente pero no puedes consumir azúcar por vía oral, puedes autoadministrarte glucagon. Si estás inconsciente, alguien más necesitará inyectar glucagon en el músculo o administrar BAQSIMI en tu fosa nasal. Si estás hospitalizado, puedes administrar una inyección por vía intravenosa. Siempre contacta a los servicios de emergencia si administras glucagon en una situación de emergencia.

En el manejo –

En casos de hipoglucemia (nivel bajo de glucosa en sangre), glucagon permite que el cuerpo libere azúcar al torrente sanguíneo, por lo que los niveles de glucosa (azúcar) en sangre se elevan a un rango más seguro. Consulta a tu médico para ver si sería útil usar el glucagon en la prevención del exceso glucémico. Es importante tener en cuenta que glucagon no funcionará de manera efectiva si una persona ha estado consumiendo alcohol.

¿Cómo se almacena glucagon?

Cuando no esté en uso (es decir, todavía en forma de polvo), el kit de glucagon o el inhalador BAQSIMI deben almacenarse a temperatura ambiente. No congele ni refrigere y manténgalo alejado de la luz solar directa. Si se usa para minidosis, el glucagon ya mezclado se puede almacenar en el refrigerador hasta por 24 horas.

¿Qué puede ocasionar hipoglucemia?

  • Demasiada insulina
  • No comer cuando está programado para comer
  • Días de enfermedad (vómitos o diarrea excesivos)
  • Ejercicio excesivo

¿Cuáles son los síntomas de hipoglucemia?

  • sentimiento de ansiedad
  • cambio de comportamiento similar a estar bajo los efectos del alcohol
  • visión borrosa
  • sudoración fría
  • confusión
  • piel de aspecto pálido
  • dificultad para concentrarse
  • problemas para hablar
  • hambre excesiva
  • ritmo cardiaco acelerado
  • dolor de cabeza
  • náusea
  • nerviosismo
  • pesadillas
  • inquietud al dormir
  • temblor
  • cansancio o debilidad poco habitual

Si no se recibe atención en caso de hipoglucemia puede llegar a presentar convulsiones e incluso puede ser mortal.

Posibles efectos secundarios de glucagon:

  • náusea
  • vómito
  • ronchas
  • comezón
  • reacción alérgica
  • presión arterial elevada
  • frecuencia cardiaca elevada

Llama de inmediato a tu profesional de la salud si presentas alguno de los siguientes síntomas

  • dificultad para respirar
  • pérdida de conciencia

Para mayor información sobre fabricación y sobre el dispositivo visita BAQSIMI.com, Lilly, Novo Nordisk, o Gvoke.


Lecturas adicionales:

Cómo inyectarte insulina

Cómo inyectar a un ser querido

“Creo que anoche salvamos la vida de nuestro hijo” por Caitlin Edwards – mamá que utilizó glucagon