Todo lo que Tienes que Saber Sobre Síndrome de Ovario Poliquístico


 

No cabe duda de que el Síndrome de Ovario Poliquístico es una condición compleja que ha generado muchas dudas en los últimos tiempos. Su relación con la diabetes nos ha llevado a intentar aclarar todas tus dudas sobre este  padecimiento, su tratamiento y su prevención. Por ello, le enviamos unas cuantas preguntas a un experto en el tema. Quédate aquí para conocer todo lo que tienes que conocer sobre el Síndrome de Ovario Poliquístico y su relación con la diabetes.

Conoce a Mariana Bernal

Mariana Bernal Andrade es Licenciada en Nutrición y Educadora en Diabetes. Recientemente comenzó a aplicar la Medicina y Nutrición funcional y recientemente se entrenó para el manejo del Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Es miembro de DOHaD Society y del Institute for Functional Medicine y cuenta con la certificación SCOPE por World Obesity Federation.

Ella fue diagnosticada con SOP desde hace 13 años. Además, es creadora del programa Síndrome de Ovario Poliquístico que busca educar y ayudar a mujeres con SOP para que conozcan sobre su condición, que aprendan a controlar sus síntomas y a aumentar su fertilidad para quienes así lo desean. Actualmente está desarrollando una startup enfocada a frenar la epidemia de obesidad y diabetes a través de la mujer en etapa fértil. Mamás sanas para bebés sanos es la misión del proyecto, mismo que la ha hecho merecedora de algunos reconocimientos nacionales e internacionales. 

BT1: ¿Qué significa Síndrome  de Ovario Poliquístico?

Mariana Bernal: El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un desequilibrio hormonal común que afecta a mujeres en edad reproductiva.

Las hormonas son los mensajeros químicos del organismo. En el SOP, dos hormonas (andrógenos e insulina) son las responsables de los síntomas relacionados con esta condición. El SOP es una condición compleja que involucra síntomas reproductivos, metabólicos y psicológicos, aumentando el riesgo de presentar condiciones como:

  • Diabetes mellitus tipo 2 
  • Diabetes mellitus gestacional
  • Hipertensión
  • Dislipidemia
  • Apnea obstructiva del sueño 
  • Problemas reproductivos como infertilidad y cáncer de endometrio 
  • Condiciones psicológicas como ansiedad y depresión. 

¿Hay una relación directa entre la diabetes y el SOP? ¿Ambos tipos de diabetes? ¿Y con el uso de insulina?

Existe una relación directa entre los siguientes tres tipos de diabetes y el SOP:

DIABETES MELLITUS TIPO 2: entre un 60-80 % de las mujeres con SOP presentan resistencia a la insulina lo cual las predispone a tener un riesgo incrementado de presentar diabetes tipo 2. 

DIABETES MELLITUS GESTACIONAL: si hay embarazo, estas mujeres tienen una mayor probabilidad de desarrollar diabetes mellitus gestacional (DMG). Aproximadamente la mitad de las mujeres que presentan DMG desarrollan diabetes tipo 2 dentro de los próximos 5-10 años postparto. 

DIABETES MELLITUS TIPO 1: existe evidencia que sugiere que la prevalencia de SOP es alta en mujeres que viven con Diabetes Mellitus tipo 1. Mientras que los mecanismos del SOP en diabetes tipo 1 son poco claros, se ha hipotetizado que la exposición a concentraciones elevados de insulina exógena es el impulsor de la producción de andrógenos culminando en SOP. 

¿Cuántas mujeres tienen SOP? y ¿Cómo funciona el SOP? 

Se presenta en 1 de cada 7 adolescentes y mujeres. Su prevalencia a nivel mundial varía entre 4 y 21% dependiendo de los criterios de diagnóstico utilizados. 

Lo que ocurre es que los ovarios tienden a no funcionar normalmente en mujeres con SOP. Éstos contienen óvulos que no pueden desarrollarse completamente y tienden a descansar o irse a dormir en medio de su desarrollo debido a que no les gustan las hormonas o el ambiente químico en el que se encuentran así que, debido a que no se desarrollan por completo, ni ovulan, las mujeres no tienen ciclos menstruales regulares. 

La hormona luteinizante (LH) y la hormona foliculoestimulante (FSH) son dos hormonas que controlarán el crecimiento y la ovulación de los folículos en el ovario , llegan estas hormonas para madurar los óvulos y a medida que los óvulos maduran secretan estrógeno, la principal hormona sexual femenina.

Con el SOP, la glándula pituitaria secreta niveles elevados de hormona luteinizante, lo que altera el ciclo menstrual. Como consecuencia, los folículos no maduran y la ovulación no ocurre, algunos folículos inmaduros no se disuelven y permanecen como sacos llenos de líquido o quistes. Además, puede haber exceso de insulina que junto con niveles altos de hormona luteinizante se produce un exceso de hormona masculina llamada testosterona, en los ovarios los altos niveles de testosterona detienen la ovulación, causando infertilidad, acné y/o crecimiento anormal de vello. 

Para confirmar el diagnóstico del SOP, se utiliza el criterio de diagnóstico de Rotterdam, el cual requiere presentar 2 de los siguientes 3 criterios:

  • Ciclos Irregulares
  • Hiperandrogenismo clínico o bioquímico: Exceso de acné y/o vello (cara, estómago, espalda) o bien, exámenes de laboratorio que demuestren niveles elevados de andrógenos. 
  • Morfología de Ovario Poliquístico a través de ultrasonido: ultrasonido de los ovarios mostrando al menos 12 folículos . No sería necesario el ultrasonido si la mujer presenta el punto 1 y 2. 

Es importante destacar que el SOP es un diagnóstico de exclusión,  por lo que el profesional de la salud deberá excluir otras afecciones que pueden enmascararse con características del SOP. 

¿Por qué ocurre el SOP? ¿Cuáles son sus principales causas?

Las causas que se conocen son herencia familiar, hormonas que se incrementan durante nuestro desarrollo en el útero y el estilo de vida.

El SOP es claramente una condición genética. Tiende a ser hereditario y los familiares cercanos (hermanas, madre, por ejemplo) a menudo tienen antecedentes de Síndrome de Ovario Poliquístico, quizá sin saberlo. Entonces, el pensamiento actual es que aquellas mujeres que tienen una predisposición genética al SOP, cuando posteriormente aumentan de peso, se vuelven más resistentes a la insulina, y esto luego se manifiesta clínicamente, en las características del SOP como hemos visto.

Pero, por supuesto, esta no es toda la historia, porque todos conocemos mujeres delgadas que tienen SOP, por lo que ciertamente no es el caso de que el aumento de peso sea siempre necesario para el desarrollo del SOP. Claramente lo es en la mayoría de las mujeres, pero hay un subgrupo que parece desarrollar SOP incluso sin ningún aumento de peso. La presunción es que en aquellas mujeres que desarrollan obesidad y que no desarrollan SOP de alguna manera están protegidas genéticamente de desarrollar esta alteración hormonal.

¿Cuáles son los síntomas a los que debo estar atenta?

Es importante tener en cuenta que los síntomas varían entre cada mujer y son diferentes dependiendo de la etapa de vida en la que la mujer se encuentre, estos incluyen:

  • Ciclos menstruales irregulares 
  • Exceso de crecimiento de vello en cara, estómago y/o espalda 
  • Pérdida de cabello 
  • Acné 
  • Aumento de peso
  • Dificultades para quedar embarazada
  • Depresión y/o ansiedad
  • Mayor riesgo de diabetes con un diagnóstico más temprano
  • Baja autoestima
  • Trastorno de la imagen corporal
  • Impacto en la calidad de vida 

No todos los síntomas son experimentados por todas las mujeres. 

¿Afectará a mi fertilidad?

Si buscas un embarazo, el objetivo será mejorar las condiciones metabólicas y hormonales. Es importante tener en cuenta que si no reglas cada mes, no estás ovulando, entonces habrá que buscar que suceda la ovulación. 

Afortunadamente un estilo de vida activo y saludable aumenta las probabilidades de lograr un embarazo. Es recomendable que las mujeres con SOP que deseen embarazo comiencen a planearlo antes de los 35 años a fin de tener mayor éxito para lograrlo. 

De acuerdo a lo compartido en el Programa SOP por la Dra. Lorena Ruvalcaba, especialista en reproducción humana, afortunadamente el SOP tiene un extraordinario pronóstico para la maternidad, sobre todo si es un factor aislado. Lo más importante sería entender en qué consiste el SOP y que la paciente reciba un tratamiento integral, de esta manera el 80% de las pacientes en 6 meses ovularán de manera espontánea. 

¿A qué especialista debo de acudir si tengo SOP? ¿endocrinólogo o ginecólogo? ¿los dos?

Es recomendable llevar a cabo un tratamiento integral por un equipo multidisciplinario especializado en esta condición, los especialistas recomendados son: ginecólogo, endocrinólogo, nutriólogo, psicólogo, licenciado en actividad física.

¿Cuáles son los tratamientos más oportunos actualmente? ¿Cuáles son los pilares fundamentales para llevar una buena vida con SOP?

Se ha demostrado que un estilo de vida saludable es el enfoque más eficaz ya que aborda el problema desde la raíz mejorando las condiciones metabólicas y hormonales y disminuyendo la gravedad de los síntomas del SOP.

Un estilo de vida saludable incluye:

  • Estar lo más activo posible (usar escaleras, estacionarte lejos, caminar en lugar de manejar, estar menos sentado, rutinas de ejercicio y moverse más)
  • Llevar a cabo un patrón de alimentación saludable que sea sostenible a largo plazo, Una dieta baja en carbohidratos puede ayudar a disminuir la resistencia a la insulina, mejorando los síntomas de SOP.
  • Minimizar comportamientos no saludables como fumar y tomar alcohol.
  • Dormir bien (al menos 7 horas).
  • Buen manejo del estrés.

Llevar a cabo un estilo de vida saludable ayudará a perder peso y esto al equilibrio hormonal deseado. Un dato importante es que con al menos una pérdida del 5% del peso inicial disminuirá hasta un 50% la resistencia a la insulina.  

Además de los cambios en el estilo de vida, algunas pacientes por algún periodo de tiempo necesitarán complementarlo con ciertos medicamentos como antiandrogénicos, sensibilizadores de insulina y algunos suplementos. 

Sabemos que la alimentación juega un papel muy importante en el tratamiento del Síndrome de Ovario Poliquístico, ¿cuáles serían algunas de las recomendaciones que pueden implementarse?

  • Mantener horarios fijos de comida con una variación de +- 1 hora.
  • Hacer ayuno intermitente por restricción de tiempo de 12 horas, si quisieras aumentar las horas de ayuno necesitará ser sostenible a largo plazo. No se recomienda hacer ayunos prolongados que eliminen el desayuno.
  • En caso de no presentar algún malestar, será recomendable omitir colaciones y consumir 3 comidas al día. 
  • El orden de consumo de alimentos también tiene un impacto en la elevación de glucosa e insulina postprandial, a fin de hacer un poco más plana la curva de glucosa se recomienda consumir los alimentos en el siguiente orden: primero verduras, seguido de las proteínas y grasas y al último los alimentos que contengan carbohidratos  como frutas, granos o cereales integrales. 
  • Se recomienda llevar a cabo un patrón de alimentación saludable que pueda mantenerse a largo plazo, una dieta baja en carbohidratos puede ser esta opción. Los grupos de alimentos que incluye esta dieta son:
  1. Verduras
  2. Frutas (eliminar jugos naturales y frutas deshidratadas)
  3. Cereales y granos integrales como tortilla de maíz, arroz integral, avena, amaranto, quinoa, entre otros.
  4. Leguminosas como frijoles, habas, lentejas, edamames, garbanzos, entre otros.
  5. Proteína como huevo, pollo, pescados de agua fría y  moderar el consumo de carnes rojas y quesos bajos en grasa.
  6. Productos lácteos (moderar su consumo y de preferencia que sean bajos en grasa y sin azúcar añadida)
  7. Semillas y nueces (sin sal, sin azúcar)
  8. Aceites y grasas saludables como aceite de oliva extra virgen, aceite de aguacate, aguacate, aceitunas. 

Si se busca la pérdida de peso, se limitarán las porciones de algunos grupos de alimentos, es recomendable asistir con una Nutrióloga especialista en SOP a fin de recibir un plan de alimentación personalizado.

Ejercicio y Síndrome de Ovario Poliquístico, ¿cuál es la ventaja de realizar ejercicio y qué tipo de ejercicio es el recomendado?

El ejercicio nos ayudará a disminuir la resistencia a la insulina y a disminuir peso o prevenir aumento de peso, por lo que es una pieza clave para el manejo del SOP.

Como recomendación básica, es recomendable moverse en cada oportunidad que se presente, aún cuando ya hayas realizado tu ejercicio del día, por ejemplo, toma las escaleras, estacionarse lejos tu auto, cuando sea posible caminar en lugar de trasladarse en auto. ¡Siéntate menos y muévete más!

¿Cuánto ejercicio es lo recomendado?

Para mantenimiento de peso en mujeres adultas: mínimo 150 min a la semana de actividad moderada (55-70% de tu frecuencia cardiaca máxima como tenis, natación, senderismo, funcional) o 75 minutos a la semana de actividad intensa ( 70-90% de tu frecuencia cardiaca máxima como correr, bicicleta, funcional) o una combinación de ambas y que incluya entrenamiento con pesas 2 veces a la semana.

Para pérdida de peso en mujeres adultas: 300 minutos a la semana de actividad moderada o 150 minutos de actividad intensa o una combinación de ambas y que incluya entrenamiento con pesas 2 veces a la semana.

Adolescentes: 60 minutos al día de actividad moderada – intensa y que incluya entrenamiento con pesas 3 veces por semana. 

¿El SOP se puede curar? ¿Puede desaparecer?

El SOP no se cura, pero si se controla. Un estilo de vida saludable que sea sostenible a largo plazo es vital para todas las mujeres que viven con SOP y es la mejor intervención para disminuir la severidad de los síntomas y prevenir complicaciones derivadas de esta condición. 

¿Cuáles son las principales dificultades a las que se enfrentan las mujeres con SOP al sobrellevar su padecimiento?

Falta de información y de diagnósticos y tratamientos claros por parte de los profesionales de la salud. Por este motivo, se dice que hasta el 70% de las mujeres con SOP aún no saben que viven con esta condición.

Las mujeres se enfrentan a no obtener un diagnóstico claro e información sobre el buen manejo de la enfermedad. Es común que escuchemos por profesionales de la salud que es probable que no se pueda quedar embarazada la mujer con SOP, lo cual causa mucha angustia en ellas.  

Es necesario ofrecer diagnósticos certeros y que la mujer con SOP cuente con la información necesaria para que entienda sobre la condición con la que vivirá a lo largo de su vida y sepa cómo manejarla correctamente.

Por otro lado, una vez informadas y haciendo cambios en su estilo de vida, la evidencia ha demostrado que a las mujeres con SOP puede costarles trabajo mantener motivación y adherencia a un estilo de vida saludable. Por esta razón es importante buscar una comunidad de apoyo con grupo de mujeres que vivan con SOP. Un equipo multidisciplinario incluyendo a un profesional de la salud mental para que apoye con la salud emocional y esto impacte en tener una mejor relación con la comida. Motivación para hacer ejercicio y que se sientan bien con su cuerpo.

Sigue a Mariana Bernal en sus redes sociales

Instagram

Facebook 

Twitter

ESCRITO POR Karime Moncada, PUBLICADO 06/01/22, UPDATED 05/25/22

Karime vive con diabetes tipo 1 desde 2010. Es licenciada en Lengua y Literaturas Hispánicas y mamá de un maravilloso ser humano y de dos hijas perrunas. Es creadora del blog, el podcast y la comunidad virtual Sin dos de Azúcar. Su diabetes la ha llevado a informarse y reconocerse. Cree firmemente en que las experiencias de las personas nos nutren y enriquecen, es por eso que comenzó a escribir su historia.