Cómo ayudar a un amigo con diabetes Tipo 1 y un trastorno alimentario

2/12/19
ESCRITO POR: Katie Doyle

 

Las personas con diabetes, especialmente las niñas y las mujeres jóvenes, tienen un mayor riesgo de desarrollar trastornos alimentarios. Si crees que un ser querido podría estar experimentando un trastorno alimentario además de manejar su diabetes Tipo 1, es posible que sientas como que no tienes idea de cómo ayudarlo.

Sara Mobäck es @Diabeteskvinnan1 en Instagram, un nombre que significa “Diabeteswoman” (como decir “Supermujer”). Ella es una activista por la diabetes, es sueca y ha superado la anorexia nerviosa y la ortorexia. Además de su diabetes Tipo 1, Sara también tiene la enfermedad celíaca y una alergia a las nueces, y se presentó en la conferencia de 2018 DEEP en Ámsterdam sobre sus experiencias con la diabetes Tipo 1 y los trastornos alimentarios.

Sara habló recientemente con Beyond Type 1 sobre los pasos que podemos tomar si alguien a quien amamos muestra signos de un trastorno alimentario.

“La comida es algo que es importante para la supervivencia de todos, pero para las personas con diabetes se debe hacer en combinación con la insulina”, dijo Sara. “Cuando se trata de la diabetes y los trastornos alimentarios, creo que es importante entender que no es posible acercarse a ellos exactamente como se haría con una persona sin diabetes”.

La delgada línea

Analizar la relación de alguien con los alimentos puede ser complicado, especialmente cuando hay diabetes presente: puede ser difícil distinguir la diferencia entre simplemente contar los carbohidratos y un comportamiento alimentario perturbado, o saber cuándo alguien tiene un trastorno alimentario que está separado de la diabulimia, que es un trastorno alimentario clasificado por alguien que no se administra su insulina para perder peso.

“Es difícil hablar sobre cómo una persona con diabetes se enfoca en los alimentos y los ritualiza”, dijo Sara, “Me resulta difícil saber qué es realmente una relación positiva con los alimentos. Yo, una persona que tiene diabetes Tipo 1, debo controlar lo que como todos los días para controlar mi diabetes de la mejor manera posible. Incluso si algunos criterios para un trastorno alimentario están presentes, eso no significa necesariamente que una persona con diabetes tenga un trastorno alimentario”.

Ahora, Sara se da cuenta de que sus rituales de alimentación se distorsionaron cuando eliminó todos los carbohidratos de su dieta, por las razones equivocadas.

“Inicialmente, fue para mantener mejores niveles de azúcar en la sangre, para mantener una curva del MCG aún más recta y mostrarla a mis seguidores en las redes sociales. Y a mí misma. Cuando finalmente me di cuenta de que comía muy poco, tuve dificultades para saber si era solo una forma “saludable” de controlar mi diabetes o si realmente tenía una percepción problemática de los alimentos”.

Ten presente las señales de advertencia

A pesar de la zona gris entre la conciencia y los trastornos alimentarios, hay signos a los que hay que prestar atención. “En general, las señales de advertencia son cuando las personas se preocupan por su peso, qué comen y cómo se ven”, dijo Sara.

La lista de síntomas físicos de la Asociación Americana de Diabetes para varios trastornos alimentarios incluye:

  • Aumento de los niveles de A1c y casos de cetoacidosis diabética (CAD)
  • Obsesión por la apariencia física y el ejercicio.
  • Restricción extrema de la ingesta de calorías.

Además de los signos físicos, Sara describió otros signos de advertencia en su comportamiento, además de cómo trataba los alimentos: “No estaba feliz con mi vida diaria, así que comencé a distanciarme de mi vida social. Pensé que debía cambiarme para ser aceptada por los demás”.

Si bien es importante reconocer los signos, también es fundamental tener en cuenta el contexto. Sara aconseja a sus familiares y amigos que presten atención a sus instintos cuando algo no parece ser correcto.

Es importante tener en cuenta si la persona comienza a comportarse de manera extraña, o si de repente no quiere comer algún tipo de comida o si se niega a participar en contextos sociales donde hay comida, como las cenas”.

Tocar el tema

Entonces, si un amigo muestra signos de un trastorno alimentario, ¿qué debes hacer?

En mi experiencia, las personas con un trastorno alimentario con frecuencia tienen miedo de pedir ayuda”, dijo Sara.“Algunas luchan por encontrar una manera de iniciar una conversación sobre su problema, mientras que otras tienen una autoestima tan baja que simplemente sienten que no merecen ninguna ayuda. En cualquier caso, los trastornos alimentarios solo empeorarán si no tienen tratamiento, y el daño físico y emocional puede ser grave”.

En otras palabras, busca la oportunidad de tocar el tema y no tengas miedo de hablar de ello: “Si te preocupa que alguien pueda desarrollar un trastorno alimentario o que ya tiene uno, habla. Es posible que tengas miedo de equivocarte o de decir algo incorrecto, pero es muy importante que no permitas que estos pensamientos no dejen que expreses tu preocupación”.

Sara ofreció algunos consejos para hablar sobre este tema difícil:

  • Explícale tus inquietudes. Habla sobre situaciones y comportamientos específicos que hayas notado y por qué te preocupan.
  • No ofrezcas soluciones. Solo debes poner en claro que amas a la persona y que te preocupa su salud.
  • Trata de no hablar sobre comer o sobre el peso durante las comidas u otras situaciones sociales relacionadas con la comida. Haz un esfuerzo por hablar de otras cosas.
  • Ofrécele tu apoyo. Pregúntale a tu amigo si quiere que le ayudes, y cómo.

Ella continuó diciendo: Recuerdo que mis amigos me preguntaron inicialmente si estaba haciendo demasiado ejercicio y que sentían un poco de ansiedad por mi pérdida de peso. Luego, una amiga me contó su experiencia con un trastorno alimentario y ella dijo que había visto los mismos comportamientos en mí. Eso es lo que me hizo empezar a pensar acerca de cómo me sentía, física y psicológicamente”.

Formar un sistema de apoyo

Después de hablar con tu ser querido, junta algunos familiares, amigos, proveedores de atención médica e incluso conexiones en redes sociales que crean comunidades de apoyo. Luego puedes ubicar recursos y profesionales para que ayuden a tomar decisiones sobre qué tipo de tratamiento podría ser necesario.

“He recibido un apoyo increíblemente bueno desde el primer día de parte mi familia. Siempre han estado ahí para mí, aunque no siempre he estado tan abierta y aceptaron mi condición de salud.

Con su familia a su alrededor, Sara optó por buscar ayuda de expertos: “Llamé a una clínica que ayuda a personas con trastornos alimentarios y les pregunté si podían aceptarme para un tratamiento profesional”.

Tomó seis meses de tratamiento ambulatorio para que Sara se sintiera confiada para comenzar a vivir su vida nuevamente. Aprendió a hablar sobre su trastorno alimentario y encontró energía para buscar un nuevo trabajo.

“Una cosa que tuve que recordar, y aún debo recordar, es que este trastorno alimentario requiere mucha de mi voluntad y disciplina para dejarlo atrás”, dijo Sara, y su diabetes Tipo 1 la hace sentir separada de otras personas que tienen que lidiar con trastornos alimentarios.

“Algo que me hace sentir diferente de una persona que no tiene diabetes es que no puedo dejar el control de los alimentos al 100 %”. Todavía estoy tratando de llevar una vida saludable con el control de lo que contienen los alimentos; es un riesgo que existe y que debo tomar. Creo que ahora que estoy consciente de lo que debo hacer para sentirme bien y para qué propósito, sé que puedo estar completamente sana a pesar de que necesito controlar lo que como”.

 

Katie Doyle

Katie Doyle es una escritora y camarógrafa que narra sus viajes y (des)aventuras con diabetes desde donde sea que esté, y es activa en la comunidad como líder juvenil de la IDF (Federación Internacional de Diabetes, por sus siglas en inglés). Ha escrito sobre dejar caer su medidor en una telesilla en los Alpes, usar su bomba mientras enseñaba lecciones de natación en Cape Cod, y los numerosos viajes por carretera y expediciones de pesca en el medio; está dispuesta a todo y te contará la historia al respecto más adelante. Visita www.kadoyle.com para ver más.