Vacunas contra el COVID-19 para niños y adolescentes con diabetes


 

Nota del editor: Tenemos un objetivo simple: aprovechar el poder de la comunidad mundial de la diabetes para salvar vidas. Visita coronavirusdiabetes.org para obtener más información sobre lo que puede hacer como persona con diabetes para protegerse y proteger a los demás del COVID-19 hasta que todos estemos a salvo.

Para conocer la cobertura continua de las vacunas COVID-19, visite Diabetes + Vacunas COVID-19: lo que necesita saber.

Este artículo se actualizó por última vez el jueves 20 de mayo de 2021. La información puede ser diferente según el país desde el que nos visites. 


Si tu hijo con diabetes Tipo 1 tiene 12 años o más, ¡es hora de vacunarlo contra el COVID-19! Para saber qué esperar, consultamos con el endocrinólogo pediátrico y compañero con diabetes, el Dr. Dan DeSalvo, quien nos informó que las vacunas contra el COVID-19 serán seguras y efectivas en los jóvenes con diabetes Tipo 1. “Recibir la vacuna no solo es clave para la salud personal, sino también un acto desinteresado para lograr la inmunidad colectiva y poner fin a la pandemia de COVID-19”, agregó.

Si bien es importante recordar que tener diabetes Tipo 1 en sí no parece poner a nadie en más riesgo de contraer el nuevo coronavirus, la atención de la diabetes en sí puede complicarse mucho más después de contraer COVID-19 y proteger a cualquier persona con diabetes de contraer el virus es nuestra meta final.

Además, a medida que los niños y los adolescentes comienzan a regresar a la escuela u otras actividades sociales presenciales, su riesgo de portar COVID-19 con o sin síntomas, y luego posiblemente transmitir el virus a otras personas que aún no han podido vacunarse, también aumenta. Asegurar que todos los que califican para vacunarse lo hagan, mantiene a más personas seguras. Por eso alentamos a todas las personas con diabetes a que se vacunen lo antes posible.

¿Las vacunas contra el COVID-19 son seguras para los niños y adolescentes con diabetes Tipo 1?

En mayo de 2021, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) otorgaron una autorización de uso de emergencia a la vacuna Pfizer o BioNTech para personas de 12 a 15 años. Esta aprobación siguió a los ensayos de vacunas que se centraron específicamente en la manera en que el sistema inmunológico de los jóvenes de 12 a 15 años manejaría la vacuna, y actualmente se están realizando ensayos para los de 11 años o menos. Los ensayos en jóvenes de la vacuna Pfizer o BioNTech han demostrado una eficacia y efectos secundarios similares para los mayores de 12 años que para los adultos, se demostró que la vacuna es segura y eficaz, y protege a todas las personas de los síntomas o resultados graves del COVID-19, con efectos secundarios mínimos y normales de una vacuna.

Es importante tener en cuenta que los niños no parecen ser más propensos a contraer coronavirus o tener resultados graves de la enfermedad COVID-19. Sin embargo, una cantidad muy pequeña de niños que contrajeron COVID-19 luego terminaron con una afección llamada síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C), una afección en la que diferentes partes del cuerpo pueden inflamarse, incluyendo el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos o los órganos gastrointestinales. Asegurarte de que tu hijo no contraiga COVID-19 es la mejor manera de prevenir la posibilidad de MIS-C.

Además, como hemos visto a lo largo de la pandemia, las disparidades son abundantes. Los niños originarios de Hawái, las islas del Pacífico, los indios americanos, los originarios de Alaska y los hispanos han experimentado tasas de infección significativamente más altas que sus compañeros. Los niños de color no hispanos con diabetes Tipo 1 que contraen COVID-19 tienen cuatro veces más probabilidades de presentar cetoacidosis diabética.

Entonces, si bien en general los niños tienen menos probabilidades de contraer el coronavirus, es importante permanecer alerta y continuar practicando medidas para proteger a todos, como usar una mascarilla y practicar el distanciamiento social, para mantener a todos a salvo hasta que todos estemos a salvo.

Encontrar una cita para la vacuna

Puedes encontrar una cita para la vacuna de COVID-19 cerca de ti en vaccines.gov. También puedes enviar un mensaje de texto con tu código postal al 438829 o llamar al 1-800-232-0233 para encontrar ubicaciones cerca de ti. Cada uno de estos recursos está respaldado por los CDC.

¿Necesitas ayuda para llegar a una cita de vacunación? La administración de Biden anunció recientemente una asociación con Uber y Lyft para ofrecer viajes con descuento o gratis para las citas de vacunas del 24 de mayo al 4 de julio. Para tener acceso a tu viaje gratis o con descuento, inicia sesión en cualquiera de las aplicaciones y sigue las instrucciones. También puedes encontrar más información aquí.

Cada vacuna que se administra disminuye el riesgo y previene la propagación del COVID-19. Cuantas más personas se vacunen rápidamente, mejor, ya que significa una mejor protección para todos y un camino más rápido hacia “volver a la normalidad”.

Manejo de los efectos secundarios de las vacunas: ¡son normales!

Debido a los síntomas leves que experimentan algunos, es importante estar atentos a los niveles de azúcar en sangre durante las primeras 24 a 48 horas después de recibir la vacuna. Estos efectos secundarios son muy comunes en todas las vacunas e incluyen fatiga, dolores musculares, dolores de cabeza y dolor en el lugar de la inyección.

Los síntomas también pueden afectar los niveles de azúcar en sangre, causando que sean ligeramente altos o ligeramente bajos, por lo que debes medir los niveles con frecuencia, mantenerte hidratado y familiarizarte con tu rutina para los días de enfermedad. Los síntomas leves que tu hijo podría experimentar después de la vacuna son significativamente más seguros y más fáciles de manejar que la posibilidad de contraer el COVID-19 en sí.

¿Qué hay de los niños menores de 11 años?

Pfizer y BioNTech están trabajando actualmente con la FDA y los CDC para crear un plan sobre cuándo se puede aprobar la vacuna para niños menores de 11 años. El médico de enfermedades infecciosas e investigador de vacunas, el Dr. Jesse O’Shea, ha proyectado que la vacuna Pfizer o BioNTech debe estar disponible para todas las edades de 6 meses o más para fines de 2021, y la vacuna Moderna le seguirá rápidamente.

Hasta entonces, continúa aplicando las medidas de seguridad que te protejan a ti y a tus seres queridos del COVID-19, incluyendo hacer todo lo posible para mantener un manejo estricto de los niveles de azúcar en sangre. Como compartió el Dr. DeSalvo con nosotros, “para aquellos que no han podido recibir la vacuna, sigue siendo importante usar una mascarilla en la escuela, el trabajo y cualquier evento en interiores”.

¿Qué debo hacer si mi hijo contrae COVID-19 mientras espera poder recibir la vacuna?

Si bien la mayoría de los niños que contraen COVID-19 no experimentan síntomas ni resultados graves de la enfermedad, es importante permanecer alerta y buscar ayuda si los síntomas comienzan a empeorar, los niveles de azúcar en sangre comienzan a ser incontrolables o las cetonas persisten. Recuerda que las cetonas pueden estar en el sistema y la CAD (cetoacidosis diabética) puede ocurrir incluso si los niveles de azúcar en sangre parecen normales.

Como lo compartió el Dr. DeSalvo, “como con cualquier enfermedad intercurrente, el manejo atento de los días de enfermedad es clave para prevenir la CAD con el COVID-19. Esto debe incluir un monitoreo frecuente de cetonas y glucosa en sangre (idealmente con un monitor continuo de glucosa (MCG) si está disponible), hidratación y administración de insulina.

“Es más probable que ocurra una CAD si dejas de administrarte insulina en el contexto de una enfermedad, por lo que no debes dejar de administrarte la insulina, es posible que debas tomar líquidos que contengan carbohidratos como el Gatorade para los niveles de glucosa por debajo de 180 mg/dL para poder continuar administrándote insulina. La hidratación y la insulina son claves para eliminar las cetonas. Debes saber cómo comunicarte con tu equipo de atención de la diabetes y llamarlos si tienes preguntas o inquietudes sobre el manejo de los días de enfermedad. Revisa tu plan para los días de enfermedad en tu visita a la clínica para que puedas estar preparado”.

Para recibir una cobertura continua y actualizada de las vacunas contra el COVID-19, visita La diabetes y las vacunas contra el COVID-19: lo que debes saber.

ESCRITO POR Lala Jackson, PUBLICADO 05/22/21, UPDATED 05/22/21

Lala es una estratega de comunicaciones que vive con diabetes Tipo 1 desde 1997. Ha trabajado en tecnología médica, incubación de negocios, tecnología de biblioteca y bienestar, antes de aterrizar en el espacio sin fines de lucro de la diabetes Tipo 1 en 2016. Es un poco nómada, creció rebotando principalmente entre Hawái y el estado de Washington, y se graduó de la Universidad de Miami. Por lo general, puedes encontrarla leyendo, preferiblemente en la playa.