Salud Mental y Diabetes Tipo 1 Como Estudiante Universitario y Atleta


 

Los últimos años de la adolescencia y los principios de los 20 años pueden ser una época de grandes transiciones, y esas nuevas experiencias pueden sentirse aún más intensas si estás manejando la diabetes tipo 1 de forma independiente por primera vez. Mudarte de casa, comenzar la universidad o un trabajo de tiempo completo son experiencias intensas por sí mismas.

Si manejar la diabetes tipo 1 en medio de grandes cambios en la vida te parece muy difícil, no estás solo.

LOS JÓVENES TAMBIÉN PUEDEN TENER DIFICULTADES CON LA SALUD MENTAL

Sin importar tu edad, manejar la diabetes tipo 1 puede fluctuar entre ser factible y muy retador. Es posible que experimentes períodos de sentirte abrumado o resentido por la carga de lidiar con todo. Al final del día, cuidar tu bienestar mental es tan importante como medir tus niveles de glucosa (azúcar) en sangre y administrarte insulina.

Cuidar tu bienestar mental puede tener un impacto positivo en el cuidado de tu diabetes.

A los hombres y a los niños se les enseña con demasiada frecuencia que deben internalizar sus sentimientos negativos y sus luchas y como resultado es más probable que se sientan aislados y no busquen servicios de salud mental u otros tipos de apoyo.

Además de ingresar al mundo de los adultos, ya sea en la universidad o en el lugar de trabajo, es posible que también debas encontrar un nuevo equipo de atención de la diabetes. Encontrarte repentinamente sin tu sistema de apoyo habitual también puede llevarte a reevaluar tu plan de manejo de la diabetes.

Existen recursos y profesionales capacitados que pueden ayudarte a superar sentimientos como el estrés, la ansiedad, la depresión, la desesperanza y la frustración cuando la vida se pone difícil.

En esta serie, los jóvenes que viven con diabetes tipo 1 hablan sobre el manejo de su salud en la universidad, en su vida profesional y su enfoque general del autocuidado y la salud mental.

UN SISTEMA DE APOYO AYUDA A JAIME FERRER A ALCANZAR SUS METAS

Jaime Ferrer tiene 19 años, es estudiante de primer año y jugador de béisbol en la Universidad Florida State. Desde que le diagnosticaron diabetes tipo 1 a los 3 años, ha estado rodeado de padres, hermanos, amigos y entrenadores que saben cómo apoyarlo a él y a su manejo de la diabetes.

Cuando se mudó a la universidad, Jaime buscó un sistema de apoyo similar: un compañero de equipo también vive con diabetes tipo 1, encontró un endocrinólogo afiliado al programa atlético y los asesores y entrenadores entienden que manejar su diabetes es fundamental para su rendimiento atlético y sus necesidades de formación.

Conocer a otros atletas que tenían diabetes tipo 1 y ver lo que han hecho marcó una gran diferencia”, dice Jaime. “Sé que no es imposible para mí lograr todas mis metas con diabetes tipo 1”.

AJUSTÁNDOSE A LA VIDA FUERA DE CASA

Aunque está rodeado de compañeros y entrenadores que entienden la diabetes y son proactivos para apoyarlo durante su entrenamiento, la universidad requirió un ajuste.

“Debo cuidarme un poco más”, dice Jamie. “En casa, sabía que tenía a mis padres para ayudarme. Pero ahora que estoy solo, debo asegurarme de tener todo lo que necesito”.

“Debo ser más responsable con lo que como y asegurarme de tener la menor cantidad de insulina a bordo cuando me acuesto, o necesito una comida rica en carbohidratos para poder descansar bien por la noche”.

ENCONTRANDO PERSONAS EN LAS QUE APOYARSE

Tener una red de apoyo sólida lo ha ayudado a evitar el síndrome de burnout por la diabetes. Sabe que puede recurrir a su familia, amigos, asesores, entrenadores o compañeros de equipo si necesita apoyo.

“Es bueno sincerarte y buscar ayuda si la necesitas. No es nada de qué avergonzarte, todos necesitan ayuda”, dice Jaime. “Tener esa conversación ayuda mucho porque existe un estigma negativo, por lo que tener esa conversación puede ser muy útil”.

Jamie también aprendió a no castigarse por los niveles imperfectos de glucosa (azúcar) en sangre.

“Puedes ver tus cifras como buenas o malas, pero nunca hay una cifra realmente mala. Es un número y tienes que hacer un cambio, tienes que reaccionar si es alto o si es bajo. No te frustres si tienes un mal día, porque le pasa a todo el mundo”.

La salud mental tiende a ser un término generalizado. Hay muchos tipos de problemas y preocupaciones relacionados con la salud mental. Las necesidades varían en severidad. Si trabajar con un profesional te puede ayudar a abordar tus necesidades de salud mental, busca apoyo.

Consulta estos recursos sobre cómo encontrar apoyo para la salud mental:

Nota del editor: Este contenido fue posible en parte con el apoyo de Lilly. Beyond Type 1 mantiene un control editorial completo de todo el contenido publicado en nuestras plataformas.

ESCRITO POR Julia Sclafani, PUBLICADO 05/02/22, UPDATED 05/02/22

Julia Sclafani es una escritora, editora y productora multimedia cuyo trabajo sobre derechos humanos y temas de salud pública la llevaron a Beyond Type 1. Recibió una licenciatura de Columbia University y una maestría de Newmark Graduate School of Journalism en City University of New York. Julia es una periodista galardonada que tuvo sus inicios en el periódico de su ciudad natal. Puedes encontrar su trabajo previo impreso, en la radio y en la web.